¿Negligencia o ignorancia?

Tenemos que hacer algo urgente

0
73

TIJUANA, BC, 24 DE ABRIL DE 2020.- Médicos y en general personal del sector salud se encuentran desesperados y nos preguntan ¿qué o cómo se le podría hacer para que entienda la gente que se tiene que mantener en su casa para evitar más enfermos y muertos por el COVID-19?

Lo anterior debido a que ellos consideran que a cada día se les carga más el trabajo por tantas personas que llegan con síntomas del Coronavirus, a los que se trata de una forma especial y a quienes tienen que buscar calmar, porque llegan con mucho pánico al pensar que ‘van a morir’.

Lo cierto es que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), la Secretaría de Salud y el personal de la Comisión Federal para  la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), no se dan abasto para atender las denuncias de trabajadores de la Industria Maquiladora que, en forma negligente, los obligan o llaman a trabajar con el engaño de que las autoridades ya les permitieron operar empresas consideradas no esenciales.

Sin embargo, hay otras observaciones que nos hacen los ciudadanos, cuando aseguran que “yo conozco algunos trabajadores de maquiladoras que los descansaron porque la empresa dejó de operar, pero ellos no se mantienen en sus casas, porque los vemos ‘regularmente’ en la calle”.

Hay que reconocer el esfuerzo de las autoridades, primero de los encargados del sector salud y posteriormente a los relacionados con el no permitir la operación de los negocios y empresas no esenciales, que solamente buscan evitar mayores contagios entre los ciudadanos, principalmente, de Tijuana, donde se calcula solamente un 40 por ciento hace un esfuerzo por mantenerse en su casa, mientras que el otro 60 por ciento se forma de los ignorantes del problema, negligentes y ‘valemadristas’, que piensan que ‘no pasa nada’.

En una charla con tijuanenses que tienen diferentes actividades, entre los que se cuentan los policías municipales, logramos descubrir que sí hay quien ha hecho conciencia porque saben del deceso de alguna persona o compañero cercano que ya perdió la vida por esa pandemia; mientras, otros omiten todo tipo de recomendaciones, porque dicen no conocer ni saber que alguien haya muerto por el COVID-19.

Con ese propósito y desde aquí queremos decirles que no esperen a que uno de sus padres, sus hermanos, tíos, primos, o vecinos pierda la vida para saber del grave riesgo que representa el Coronavirus, pero que tampoco esperen a ver en la calle personas tiradas en la banqueta o dentro de alguna empresa o negocio para comprobar el grave efecto que tiene ese mal.

En la actualidad, sabemos que elementos de las Fuerzas Armadas, de la Policía Municipal, médicos, empleados municipales y estatales han perdido la vida, sin olvidar, claro, a decenas de personas que laboraban en la Industria Maquiladora, porque sus mismos compañeros lo revelaron e identificaron.

La desesperación de las autoridades que combaten ese problema, se refleja a diario cuando el Secretario de Salud, Alonso Pérez Rico, llama a los bajacalifornianos a mantenerse en sus casas, pues él es quien mayormente sabe de los síntomas que presenta una persona que se contagia con el Coronavirus.

Ya anticipó que las próximas tres semanas serán las más graves para todos, porque es cuando van a surgir todos los casos de contagios que ya se dieron por el andar tanta gente en las calles y en lugares de concentración masiva y lo vemos con las cifras que nos han dado, pues ahorita ya llevamos 163 fallecimientos por el COVID-19 solamente en Baja California, pero por si fuera poco, son más de cien los que se han registrado en Tijuana.