A favor de la regularización de restaurantes: CANIRAC

Tenemos que mantener un servicio gastronómico de clase mundial, dijo Miguel Ángel Badiola

0
725

TIJUANA, EP, 15/08/2017.- La clausura de restaurantes de comida china, por parte de la Dirección de Inspección y Verificación del H. XXII Ayuntamiento, para la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados en Baja California (CANIRAC), resulta positivo porque de esa forma se garantizan más los productos alimenticios para los consumidores ya sean turistas o nacionales.

“Nuestro organismo se encuentra consciente de las afectaciones que genera a los restauranteros este tipo de acciones, sin embargo, ninguna empresa se puede encontrar por encima de la ley, y debemos salvaguardar la integridad e higiene de nuestros productos para mantenernos como un destino gastronómico de clase mundial”, informó Miguel Ángel Badiola, Presidente del organismo en el estado.

Manifestó, que en ocasiones anteriores han emprendido campañas con la intención de brindar herramientas a todos los integrantes del sector, invariablemente de su estado al frente del organismo, afiliados y no afiliados, por lo que seguirán trabajando en favor del sector y sobre todo de los comensales.

Recordó que en el año 2015, se suscitaron hechos de la misma índole, derivado de irregularidades en los permisos e instalaciones de diversos restaurantes, a lo que el organismo llevó a cabo capacitaciones y facilidades para el desarrollo óptimo de las actividades de estos establecimientos, sin embargo, en años posteriores los establecimientos se fueron alejando y evitaron mantener las capacitaciones mediante el organismo.

En ese sentido, Miguel Ángel Badiola, resaltó que la CANIRAC, reitera su disposición para colaborar con cualquier establecimiento que se vea afectado, con el objetivo de mejorar las condiciones de sus cocinas, y apoyarles mediante orientación y capacitación para subsanar las faltas a la regulación municipal y estatal; Así como a trabajar con la comunidad organizada para brindarle siempre a los comensales una atención digna.

En este primera etapa de inspección, fueron clausurados 18 establecimientos, todos por faltas a la normatividad municipal y estatal, particularmente en temas de higiene, como certificados de fumigación y trampas de grasa, entre otros, así como no cumplir con la Norma Oficial Mexicana NOM-251-55 A1-2009 correspondiente a prácticas de higiene para el proceso de alimentos, bebidas o suplementos alimenticios.