Afectan empresas Altisa y 24 de febrero a 3 mil estudiantes de la UABC

Crece conflicto entre transportistas de Tijuana Este bloqueo se suma a los ataques que cometen taxistas amarillos El problema del transporte se suma al que ya tiene el alcalde porque consideran que a poco más de cien días no ha hecho nada

0
820

TIJUANA, EP, 09/03/17.- Las empresas de transporte, Altisa y 24 de febrero, bloquearon este día varias unidades del Servicio Integral de Transporte de Tijuana (SITT) con el cual ocasionaron graves daños a, por lo menos tres mil estudiantes de la Universidad Autónoma de Baja California.

El bloqueo de las empresas Altisa y 24 de febrero, sucedió este día por la mañana, cuando los estudiantes de la UABC se dirigían a sus clases, pero eso no les importó a los señores Víctor y Orlando Sevilla y su operador, Pedro Romero, concesionarios de esas empresas, quienes ordenaron a sus choferes cerrar el paso a las modernas unidades que solamente cobran 7 pesos y ellos su precio que es de 12 pesos por persona.

Como se pueden dar cuenta, este conflicto se suma al ya existente en nuestra ciudad, donde los líderes de los taxis amarillos, buscan evitar la operatividad de los servicios Uber y Cabyfy, además de otras agresiones a unidades que prestan el servicio de transporte binacional, mismas que han sufrido graves daños por los ataques sufridos con enormes piedras que les han lanzado y donde han puesto en peligro la vida de los turistas, principalmente del vecino estado de California, Estados Unidos.

La actuación de los conductores de las empresas Altisa y 24 de febrero, le complican más las cosas al presidente municipal, quien apenas lleva escasos cien días de gobierno y que no ha podido atender la demanda de los tijuanenses, que le exigen cumplir con el servicio de recolección de basura, el arreglo de las luminarias para que se cuente con el alumbrado público y, principalmente, frene la ola de violencia que tan sólo en lo que va del presente año ya suman más de 40 asesinatos.

Con lo que sucede hoy en día, con los bloqueos de las empresas Altisa y 24 de febrero, al SITT, queda claro que la dirección de Vialidad y Transporte no cumple con su función, ya que ha permitido el crecimiento de los conflictos arriba citados, donde los únicos perjudicados son los tijuanenses y turistas, además de miles de estudiantes.