Agresión en casa de campaña no nos intimida: Mario Madrigal

Situación de inseguridad rebasa a las autoridades

0
649

TIJUANA, EP, 08/04/2018.- Con la impotencia reflejada en su rostro, tanto el candidato de la alianza Todos por México al VIII Distrito Electoral Federal, Mario Madrigal, como su coordinador de campaña, Ranier Falcón y otras de sus colaboradoras, llaman a las autoridades para que “hagan algo” para frenar el alto índice delictivo que priva en nuestra ciudad, donde consideran que el alcalde (Juan Manuel Gastélum Buenrostro) “hace oídos sordos” al clamor de toda la sociedad que se encuentra en manos de los delincuentes.

En conferencia de prensa, a la que llamaron para informar de un hecho que va más allá del tema político, pues cientos de ciudadanos ya han vivido una situación de inseguridad similar, incluso peor, pero, ¿qué tiene que suceder, para que las autoridades actúen?, expresó Mario Madrigal Silva, candidato a diputado federal por el VIII Distrito.

«Siento enojo, rabia, impotencia, porque lo que ayer sucedió es un reflejo de la pérdida de valores, de la falta de acciones para prevenir el delito y lo más preocupante es que a eso estamos expuestos todos los ciudadanos», añadió.

Madrigal Silva, refirió que el Distrito VIII abarca colonias donde se registran la mayor cantidad de ejecuciones, en total en la ciudad de Tijuana, se han contabilizado más de 2 mil homicidios, en los últimos 15 meses.

Lo que ayer vivimos, lejos de detenerme, me da más fuerza para continuar trabajando para conseguir ser Legislador federal por el VIII Distrito, subrayó Mario Madrigal

La agresión en la casa de campaña

El sábado tuvimos una jornada matutina de intensa actividad; al mediodía, ya reunidos en la casa de campaña, cuando a los brigadistas se les proyectaba un video motivacional, mientras otros jóvenes entregaban resultados del trabajo previo, al menos tres sujetos ingresaron a las instalaciones, relató Mario Madrigal.

Escuchamos gritos, luego uno de los sujetos me encañonó y me gritó tírate al suelo cabrón, después oí más movimientos, gritos, incluso una o dos detonaciones más, narró Ranier Falcón.

Luego huyeron y por lo menos tres de nuestros brigadistas corrieron tras los sujetos, uno de ellos frenó su carrera, dio vuelta y disparó contra los muchachos, por fortuna no los impactó, abundó.

Todo fue muy rápido, en menos de cinco minutos los sujetos ingresaron, se llevaron un par de laptops donde se almacenaba información electoral de la campaña, describió.

«Vivimos momentos de desconcierto, incertidumbre, uno de los colaboradores quiso impedir el ingreso de los agresores, pero recibió un cachazo en la cabeza, por fortuna no tuvo heridas de consideración», expresó el candidato.

El hecho fue denunciado a las autoridades de seguridad pública municipal, así como a las autoridades ministeriales, quienes tendrán que esclarecer los hechos, concluyó.

Es importante señalar que durante la conferencia de prensa, en donde colabora la mamá del candidato, Lourdes Silva, hizo uso de la palabra “para hablar por las miles de personas que no tienen la posibilidad de reclamar seguridad”, porque han sido víctimas de la delincuencia que tiene sumida a nuestra ciudad en el horror.

A manera casi de súplica, pide a las autoridades que hagan conciencia y busquen estrategias que logren darle seguridad a los tijuanenses, porque en fracción de minutos pierden lo poco que les queda ya en sus hogares o en sus pertenencias, porque la delincuencia opera en todas partes de la ciudad sin que alguien logre detenerlos.

Con la aflicción pintado en el rostro, Melissa Crespo, quien colabora en la campaña en el manejo de las redes sociales, recuerda que cuando escuchó la primer detonación volteó a ver a sus compañeras y les dijo que se escondieran bajo los muebles, mientras ella corrió hacia la puerta que cerró de inmediato y con su cuerpo trató de atrancar para evitar que alguien pudiera entrar y hacerles daño.

Señaló que entre los gritos de los brigadistas, logró distinguir la voz del coordinador de campaña, que le gritaba a su hijo desesperadamente y, fue con eso que se dio cuenta que algo malo pasaba.

Al último de la conferencia, una jovencita de nombre Fernanda Cárdenas, tomó el micrófono y con un nudo en la garganta sólo alcanzó a decir que es momento de que las autoridades ya hagan algo para detener a los delincuentes, porque lo que vivimos no me gustaría saber que otras personas lo vivan.