Algunos reglamentos ya son obsoletos por el crecimiento poblacional

Entre los reglamentos que requieren reformarse, están el de Desarrollo Urbano, Transporte y el mismo de la venta de alcoholes

0
732

TIJUANA, EP, 4/04/17.- El regidor presidente de la Comisión de Regulación de venta y almacenaje de alcoholes, Luis Pérez Saucedo, informó que actualmente hay algunos reglamentos municipales que, por el crecimiento poblacional ya resultan obsoletos y “es necesario que se actualicen a la realidad que vivimos en nuestra ciudad”.

Al asistir como invitado de la Asociación Nacional de Periodistas, A.C. (ANPAC) el edil de extracción panista, reconoció que hay cerca de 3 mil 700 negocios en la ciudad que venden o almacenan bebidas embriagantes y que tienen 16 solicitudes más esperan su aprobación, porque ya cumplieron con los requisitos, además de otras 40 que, igualmente, esperan el trámite para su aprobación pero aún no cumplen con todos los requisitos.

Al recordarle que a la llegada del hoy desaparecido ex alcalde, Carlos Montejo Favela, quien habría hecho un compromiso con los tijuanenses sobre buscar una zona para reubicar la zona de tolerancia, el edil tijuanense dijo que esa intención ha sido de muchos que han llegado al gobierno tijuanense, pero consideró que de acuerdo al crecimiento que ha tenido nuestra ciudad, en donde se hubiese decido establecer esos negocios ahora estarían viviendo el mismo caso porque estarían en la mancha urbana.

También se le cuestionó sobre la expedición de permisos para establecer ese tipo de comercios en las principales arterias de la ciudad y reconoció que los anteriores gobiernos autorizaron que surgieran ese tipo de congales en zonas altamente pobladas, pero advirtió que el XXII Ayuntamiento no permitirá que surjan ese tipo de negocios en zonas residenciales.

Sobre los reglamentos que resultan obsoletos, dijo que uno de los principales es el de Desarrollo Urbano, porque han dejado de controlar a los constructores de vivienda con los requisitos que son básicos para ser habitable por una familia, donde las medidas pueden ser uno de esas fallas y otra la exigencia para que cumplan con todos los servicios.

Otro de los reglamentos que urge modificar, es el de transporte y también el de alcoholes. Este último porque se tuvo que integrar a las empresas que elaboran y comercializan cervezas artesanales, y que en la ciudad ya suman 40 aproximadamente y 80 en todo el estado.

Al referirse al reglamento de transporte, dijo que ya fue modificado a partir de la creación del Servicio Integral de Transporte de Tijuana (SITT) y se tuvo que adecuar para que surgieran los camiones que funcionan como alimentadores, entre otras modificaciones.

Al referirse a las reformas que se tuvieron que hacer al reglamento de la venta de alcohol, dijo que esto fue en atención a la demanda de algunos negocios que anteriormente tenían bien marcado su giro comercial, pero que por la situación económica que vivían consideraban urgente ampliar su forma comercial y como ejemplo citó a las farmacias que dieron entrada a otros productos que los convierte en tiendas de auto servicio.

Recordó que al llegar esta administración municipal, se dieron a la tarea de revisar los permisos que operan ya en la ciudad y que tienen a la venta bebidas con graduación alcohólica, trabajo que los llevó a clausurar un importante número de ellas por no contar con los permisos correspondientes, pero aseguró que ya regularizaron su situación.