Aparecen claras amenazas contra periodistas de BC

En “narcomanta”, Mariano Soro e Iván Riebeling, aparecen junto al Cártel de Tijuana Nueva Generación como autores de amenazas

0
581

TIJUANA, EP, 04/04/2018.- La tarde-noche de hoy miércoles, las autoridades localizaron y retiraron una “narcomanta” que fue colgada en el puente que se ubica entre Plaza Río y el Palacio Municipal, en la que dejaron claro que Mariano Soto y el sedicente activista de derechos humanos, Iván Mariano Martín del Campo Riebeling, operan para la delincuencia organizada.

Como se recordará, el periodista Odilón García, apenas el lunes acudió a la Agencia del Ministerio Público a denunciar al que dice ser representante diplomático, por las amenazas que le hizo a través de un video en el que también menciona a su familia, frente a la que “te voy a arrancar la cabeza”, le dijo.

Ese mismo día por la tarde, apoyado por pseudoperiodistas, Iván Mariano Martín del Campo Riebeling, se escuda al decir que una fuente informativa que tiene en los Estados Unidos le pide que tenga mucho cuidado porque el gobernador es el que planea eliminar a Odilón García y que es por ese motivo por el que ahora con ese argumento pueden matarlo y culparlo a él.

Sin embargo, la misteriosa aparición de la “narcomanta”, en donde aparecen las iniciales de “MS” y la otra es “IR”, para luego, supuestamente firmarla con las letras CTNG (Cártel Tijuana Nueva Generación) deja muy claro que lo hacen para sembrar el terror entre los periodistas o, bien trabajan para ese grupo criminal.

Aunque las autoridades ya informaron que tienen abierta una carpeta en la que se investiga a Iván Mariano Martín del Campo Riebeling, primero por las ofensas que lanzó en un video que, igualmente se difundió en las redes sociales y, donde igualmente, con palabras soeces ofende a la primera dama de Baja California, se debe indagar todo lo referente a las amenazas contra todo el gremio periodístico, porque generaliza con el contenido de ese medio que utiliza.

Sin embargo, en esta nueva amenaza, ya no se dirige solamente a Odilón García, sino que menciona a Dora (Elena Cortés) periodista de más de tres décadas de experiencia y quien dirige la Agencia Fronteriza de Noticias, aunque al resto los llama “mama vergas del Kiko Vega”.