Arbitrario el actuar de la FGE en el caso Anapromex: FVR

El amparo de la justicia federal será pieza clave para que Bonilla deje en paz a los autos “chocolates”

0
211

TIJUANA, EP, 04 DE MAYO DE 2020.- El presidente nacional de Anapromex, Fidel Villanueva, calificó de arbitraria la forma de actuar del gobierno de Jaime Bonilla Valdez, quien a través de la Fiscalía General del Estado ((FGE) violentaron el amparo que tiene esa organización de parte de un Juez federal.

En una conferencia virtual, Villanueva Ramírez, se manifestó confiado porque aseguró que en cada uno de los municipios de Baja California, se mantiene una oficina y advierte que a su llegada a esta frontera sus oficinas habrán de seguir operando sus oficinas.

Calificó de abuso el actuar del gobierno del estado, porque desconoce la situación de la Asociación, misma que va a defender el bufete jurídico que encabeza Enrique Acosta Fregoso, quien igualmente ya prepara una demanda en contra del agente del Ministerio Público que autorizó el cateo y aseguramiento de sus oficinas.

Al gobernador, Jaime Bonilla, le recordó que por encima del él hay leyes que no las puede manipular a su antojo, porque además le recordó que la estancia de los autos chocolates en territorio nacional lo tiene que regular el gobierno federal y no el de Baja California.

Asimismo, dijo que la soberbia de Jaime Bonilla, por querer sobre salir, lo ha llevado a pisotear los derechos de miles de personas que actualmente son propietarios de los llamados autos “chocolates”.

Sin embargo, consideró que una vez que se inicie “la batalla” legal con sus abogados, la FGE tendrá que dejar sin efecto todo lo que con abusos han cometido en contra de Anapromex.

Y recordó que esa agrupación, surgió ante el grave problema que dejaron crecer y que por ese motivo en la actualidad circulan miles de autos en forma irregular.

Sobre la expedición de láminas, calcomanías y registro que lleva de los autos “chocolates”, destacó que lo decidieron en colaboración con las autoridades para poder identificar a quién o quiénes conducen un vehículo y que tengan la posibilidad de saber a quién corresponde.