Campamentos para migrantes haitianos donde estén refugiados: JMJOA

El gobierno federal tiene que apoyar al Ejecutivo del Estado para poder atender a los migrantes extranjeros que llegaron para ingresar a EU y no lograron su objetivo Un programa de reintegración a la vida productiva para los adictos y quienes deambulan por las calles por falta de un lugar donde estar

0
699

TIJUANA, EP, 15/03/17.- Al recordar que los migrantes haitianos y afroamericanos que se encuentran en esta frontera ya desistieron de ingresar a los Estados Unidos por la política migratoria del presidente Donald Trump, el doctor José Manuel de Jesús Ortiz Ampudia, consideró necesario que con el apoyo del gobierno federal y estatal, se implemente un campamento en algún lugar para que se puedan establecer y desarrollar.

En entrevista, el regidor pesista, recordó que por la existencia de un tratado internacional que estipula que en donde hay un gobierno fallido y sus habitantes emigran para buscar subsistir no pueden ser deportados a ese mismo lugar, el gobierno en donde se encuentren, por humanidad, tienen que recibirlos en calidad de refugiados.

Con ese propósito, Ortiz Ampudia dijo que al igual que en otros países, como Alemania, en donde se mantenían un sinnúmero de migrantes y no podían deportarlos, tomaron la decisión de establecer campos en los que contaban con espacios donde se podían preparar sus alimentos, les enviaron profesores para que sus hijos tuvieran educación y ya regularizados pudieron emplearse en las fuentes de trabajo existentes.

Con ese ejemplo, el doctor Ortiz Ampudia, dijo que el gobierno municipal deberá solicitar al Ejecutivo Estatal para que éste, a su vez, solicite al gobierno federal el apoyo para atender a los migrantes haitianos y que les establezcan un campamento, tal vez para el lado de Tecate y que ahí les autoricen para que les presten todos los servicios para que se pueden desarrollar.

Recordó que el gobierno federal, a través del Instituto Nacional de Migración (INM) ya se encuentra en proceso de regularizar a todos los haitianos y africanos que llegaron con un permiso para transitar hasta la frontera norte de México, desde donde habrían de realizar todos los trámites para solicitar asilo en Estados Unidos, pero ante la dificultad que tienen para ya no poder cruzar al vecino país, se tiene que buscar una solución al problema que ya se tiene.

También recordó, que los albergues en donde se les han proporcionado apoyo ya no caben más y, en cambio, han desplazados a los connacionales que iban a esos lugares a pernoctar y en busca de alimentos. Esas personas ahora andan en la calle y, por ende, muchos de ellos se han dedicado a delinquir para subsistir.

Nuestro entrevistado, dijo que es muy interesante ver que entre los migrantes haitianos muchos son profesionistas, que se pueden sumar a la fuerza de trabajo y al desarrollo económico de la entidad, aunque también recordó para ejercer tienen que hacer muchos trámites para revalidar sus estudios, “porque con nosotros llegó un médico, pero no lo podemos dejar que haga una cirugía porque no hay un documento que lo acredite con esos conocimientos”.

El tema de los migrantes haitianos, nos llevó a tratar el tema de indigentes, de los adictos y de otros que sin tener algún lugar donde estar, acuden al desayunador del Padre Chava, donde les dan desayuno, acuden a la Casa de los Pobres en donde les dan comida y hay otros donadores de ropa.

Sobre ese caso, dijo que el ex secretario de seguridad pública municipal y ex candidato a la presidencia municipal de Tijuana, Julián Leyzaola, tenía ya visto un programa de trabajo paralograr reintegrar a esas personas, principalmente a los que deambulan por las calles por no tener un lugar donde estar y a los adictos.

Explicó el regidor, que se pensaba llamar a los operadores y administradores de esos centros altruistas, para proponerles que a todos los que regularmente acuden a ingerir sus alimentos, se les otorgara un gafete que les diera la seguridad de recibir el apoyo, pero solamente por espacio de un mes.

Asimismo, a todas esas personas se les habría de explicar que luego del vencimiento de ese gafete, ellos tenían la obligación de buscar su propio sustento buscando un empleo y a los adictos que quisieran el apoyo se les integraría a un centro de rehabilitación para que luego de salir de esos vicios pudieran ser autosuficientes, porque consideró que de la forma en que se les presta atención, lo único que hacen las autoridades es mantener todos los problemas y acrecentarlos.