Con el anhelo de encontrar la ‘Justicia Divina’ Othón Cortez partió al Cielo

Murió Othón Cortez Vázquez el hombre injustamente acusado de disparar contra Colosio

0
288

TIJUANA, EP, 14 DE ABRIL DE 2020.- En las primeras horas de la mañana de este martes, 14 de abril, el incansable corazón de Othón Cortez Vázquez, se detuvo. Un infarto fulminante terminó con su vida en medio de sus seres queridos.

El hombre alegre, optimista, el trabajador, el oaxaqueño que decía siempre “ÁNIMO MI GENTE”, falleció mientras esperaba, además recuperarse para atender un posible trasplante de riñón, ya que se encontraba en ese proceso.

Othón, de 54 años de edad, es recordado por la serie de injusticias que vivió frente a un sistema que lo acusó de disparar “por segunda vez” contra el candidato presidencial del PRI, en ese entonces Luis Donaldo Colosio Murrieta.

Habría sido torturado, por los golpes le reventaron su oído derecho, recibió toques eléctricos en los testículos, entre otros métodos, para que incriminara al ex gobernador de Sonora y luego Senador, Manlio Fabio Beltrones Rivera.

Absuelto después de 8 meses de detención en Almoloya de Juárez, demandó al estado mexicano y este, a su vez, lo contra demandó por 15 millones de pesos que hasta la fecha habrían subido a 18 que él debía por costos y costas que gastó el gobierno neoliberal para defenderse de la acusación de este mexicano víctima de un señalamiento injusto.

Tras su excarcelación, ya en Tijuana, logró conseguir un empleo en el Parque Morelos donde trabajaba en la intendencia y recientemente estaba incapacitado víctima de diabetes y una falla renal.

Vivía en una humilde casa de la colonia popular Camino Verde y a pesar de la adversidad siempre se mantenía optimista y enamorado de su esposa, la maestra Juanita Valenzuela, así como de sus tres hijos Lesly, Jonatan y Christian.

Especial amor mostraba para sus nietos: Andree, Luna y PiaRenee, siendo esta última a la que esperaba el pasado fin de semana, pues su hija se halla en el hospital mientras él y su Juanita de todas las noches, se mantenían en la sala de espera del nacimiento de esa bebita.

En este hombre existía una gran devoción por su Mamá Lolita quien siempre le decía: “hijo no te puedes morir, porque primero me tengo que ir yo para esperarte en el cielo”, su mamá Lolita fue sometida a múltiples intervenciones y fue por años sobreviviente de cáncer.

A raíz de su captura y exhibición ante la opinión pública nacional perdió a su padre enfermo de diabetes y no podemos dejar de lado plasmar en esta nota a su hermano Josué quien siempre lo cobijó y se mantuvo fuerte contra viento y marea durante su detención y posterior liberación para recomenzar una vida que hoy terminó muy temprano en la mañana.

También hemos de decir que, pese a su humildad, cuando Othón estuvo en el penal de Almoloya de Juárez, en el Estado de México, sus padres siempre lo apoyaron y visitaron, aún a costa de tener que vender un terreno y estuvieron a punto de vender todo lo que tenían en su natal Salina Cruz, Oaxaca para poder visitarlo.

Othón fue una víctima de la traición política, pues aunque de todos era conocido que trabajaba con altos directivos del PRI, lo cierto es que cuando fue acusado y detenido, ya nadie lo conocía.

Othón Descansa en Paz y recuerda que “Hay justicia Divina”…