Crece la esperanza de hallar familiares con trabajos de PGR

También deben buscar fosas clandestinas en casas que rentaban inmobiliarias de la localidad

0
655

TIJUANA, EP, 19/08/2017.- Al darse a conocer que en la búsqueda de restos humanos en el lugar conocido como “La Gallera”, las autoridades han localizado hasta el momento 2 mil 500 fragmentos óseos, cientos de personas se mantienen atentos y en espera de que les pudieran llamar para saber si entre esos restos humanos pudieran estar algunos indicios de su familiar desaparecido.

Como se recordará, Baja California y, principalmente, Tijuana. vivió una época negra, entre los años 2006 y todavía 2010, cuando operaban los grupos criminales encabezados por Teodoro García Simental, “El Teo”, Raydel López Uriarte, “El Muletas”, Fernando Sánchez Arellano, “El Ingeniero”, quienes se disputaban la plaza con gente del Cártel de Sinaloa.

Esa lucha provocó muchas muertes, pero para mantener la guerra entre ambos bandos, los primeros en mención tuvieron que financiarse de alguna forma y esa fue la extorsión, el cobro de piso y el secuestro de conocidos empresarios, comerciantes y profesionistas, entre los que hubo muchos que desaparecieron y que sus familiares no pudieron saber qué pasó con ellos ni dónde quedaron sus cuerpos.

Hoy, que por cuarta ocasión trabajan en la búsqueda de más restos óseos en lo que pudieran ser fosas clandestinas o el lugar donde Santiago Meza, “El Pozolero”, depositaba los restos de los tambos en donde deshacía los cuerpos que le llevaban los pistoleros, surge otra vez el interés por saber si las autoridades localizan algún indicio de su familiar desaparecido.

Y es que sabemos que en ese tiempo las autoridades pedías a los reportantes que se hicieran una prueba de ADN para que ese estudio quedara en el archivo o averiguación y en caso de localizar algo al respecto habrían de llamarles para informarles sobre el caso.

Una investigación realizada por expedientepúblico, nos llevó a conocer que las casas rentadas, principalmente a través de inmobiliarias y que utilizaron como casas de seguridad para mantener ahí a personas secuestradas, pudieran ser también “cementerios” clandestinos porque muchas veces asesinaban a sus víctimas y los enterraban en el patio trasero.

Vía telefónica, un ex empleado de una inmobiliaria en esta localidad, informó que en El Soler fue rentada una casa por espacio de un año y que pagaron de contado por todo ese tiempo, algo que a los trabajadores de la inmobiliaria les pareció muy raro, porque consideraban que era mucho dinero.

Entre los empleados hicieron comentarios que esas personas podrían ser delincuentes, pero por temor nunca lo dieron a conocer a sus patrones o a las autoridades, sin embargo, dijo que él decidió comunicarlo y por eso nos llamó a la redacción, pues él considera que esos datos pudieran servir para buscar también cuerpos enterrados en el patio de esa casa o casas, porque “hay muchas que fueron rentadas por ese tipo de personas”.

En su oportunidad, expedientepúblico dio a conocer ese testimonio y hoy lo recordamos porque consideramos que las personas que desconocen el paradero de sus familiares que fueron secuestrados o ‘levantados’ en ese tipo, podrían aparecer en esos lugares y no esperar a que se detenga a delincuentes para que revelen en dónde enterraban a sus víctimas.