Critica Martínez Veloz al alcalde por irse a jugar golf a San Diego

Javier Duarte, en Veracruz, cometió un crimen de lesa humanidad: el Compa Veloz Heber inyectado agua en lugar de aplicarles la quimioterapia a los niños con cáncer, “no tiene perdón de Dios”

0
906

TIJUANA, EP, 11/08/2018.- Al iniciar su participación como invitado del Grupo Político Tijuana, que dirige Salvador Kayachanian, Jaime Martínez Veloz, criticó este sábado que el alcalde vaya a jugar golf cuando el índice de homicidios en la ciudad alcanza cifras sin precedentes y urgen acciones para parar la violencia y el multimillonario tráfico de armas.

“Es absurdo que apenas sale la cifra de que hay más de 1,500 homicidios en Tijuana y ver el día de ayer jugando golf (en San Diego) al señor presidente municipal, como si esta ciudad de la que él es responsable no tuviera problemas”, dijo el Compa Veloz al hablar como invitado del Grupo Político Tijuana.

La incompetencia, precisamente, fue uno de los cuatro mayores problemas que aquejan a los bajacalifornianos, junto con la inseguridad, la impunidad y la corrupción, agregó quien busca ser el candidato de Morena a la gubernatura de Baja California.

Al respecto, el ex comisionado para el Dialogo Entre los Pueblos Indígenas, explicó que en Baja California habrá de revisarse muchos de los proyectos que se han autorizado últimamente, como es el de la desaladora en Playas de Rosarito, que endeudará al estado por más de 30 años, en el que, al parecer, “lo menos que importa es la vida de las personas”.

De hecho, como Martínez Veloz encuentra una firme vinculación entre México en su conjunto y el estado de Baja California, aquí se habrá de abrir el camino a nuevos acuerdos bilaterales con Estados Unidos, principalmente en materia de seguridad.

“Tenemos en Estados Unidos 27 millones de adictos, que demandan un consumo bestial de estupefaciente”, apuntó el Compa Veloz y recordó que a lo largo de la frontera Norte de México y el Sur de Estados Unidos, “hay 7,600 tiendas de armas; hay dos tiendas de armas por cada kilómetro de frontera que tenemos”.

Los centros de inteligencia estadunidenses y mexicanos plantean que “hay entre 20 y 25 millones de armas de forma ilegal en México, que se han introducido, en un 70 por ciento, por este estado”, agregó y también señaló que en el contrabando de armas ilegal a México “se habla que va de los 25 mil millones de dólares a los 40 mil millones de dólares”.

“Es decir, estamos ante unas circunstancias en las que Estados Unidos pone los adictos, las armas y el dinero, y nosotros ponemos los muertos”, declaró enfático el Compa.

Esto, dijo, nos habla de la necesidad de construir un acuerdo con Estados Unidos, que ya lo ha planteado el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en cuatro áreas paralelas: comercial, migratorio, de seguridad y de desarrollo.

Consideró que: “no todos los problemas se van a arreglar sólo con un acuerdo comercial”, dijo El compa Veloz.

Sobre el alto grado de corrupción que registra nuestro país, dijo que en Baja California, durante las tres décadas de gobierno del Partido Acción Nacional (PAN) es necesario que se haga una investigación a fondo para conocer realmente cuál es la deuda que tiene nuestro estado.

A mi consideración y en forma ligera, consideró que la deuda que habrá de dejar el gobernador en Baja California, podría ser mayor a la que dejaron tres de los gobernadores que actualmente son investigados por malversación de recursos públicos y aunque no dijo a qué partido se refería, dejó ver que se trataba de Moreira, en Coahuila, Javier Duarte, en Veracruz y César Duarte, en Chihuahua.

Al término de la reunión con los integrantes del Grupo Político Tijuana, le manifestamos que todas las deudas podrían no tener comparación con lo que hizo Javier Duarte, cuando en lugar de la quimioterapia que debía aplicarse a los niños con cáncer, les inyectaron agua y reconoció que “eso es un crimen de lesa humanidad, por lo que debe ser juzgado ampliamente.

Incluso, dijo que haberles inyectado agua en lugar de los medicamentos respectivos para el cáncer, es un crimen “que no tiene perdón de Dios”.