Cuestiona regidora honestidad del gobierno municipal

Ocultan mucha información, la niegan e imponen caprichos y negocios, dice Mónica Vega Aguirre Se violentaron leyes y reglamentos para autorizar la renta de camiones de recolección de basura, observa Teme que “el siguiente negocio sea el de las luminarias”

0
676

TIJUANA, EP, 23/05/2017.- Luego de infructuosas peticiones de información sobre la contratación de camiones rentados para el servicio de recolección de basura, la regidora Mónica Vega Aguirre cuestionó ampliamente la honestidad del gobierno municipal actual.

Advirtió, que está al descubierto un “lucrativo negocio personal del Alcalde y sus compinches funcionarios”, por 240 millones de pesos en los tres años del actual régimen, superior a los 150 millones de pesos robados al erario por el ex alcalde Carlos Bustamante, con el tema de las luminarias.

De hecho, agregó, al percibirse que se violaron leyes y reglamentos con la autorización unilateral y arbitraria de 79 millones de pesos anuales para la renta de camiones recolectores de basura, se teme que “el siguiente negocio sea el de las luminarias”, porque en ese tema el Tesorero también dice que “no hay dinero”.

“Yo me pregunto entonces: ¿Para qué sí hay dinero? El Gobierno Municipal pareciera que se está convirtiendo en un administrador de concesiones, convirtiendo lo que es público en privado”, criticó la regidora presidenta de la Comisión del Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Salud.

Recordó que en los temas de basura, luminarias, bacheos y seguridad pública, la máxima autoridad es el Cabildo, y si hubiera necesidad de concesionar o contratar a particulares, debe licitarse públicamente, con autorización del Cabildo, pero la actual administración no lo está haciendo así.

En ese contexto, dijo a regidores de la Comisión de Régimen interno que no pueden ni deben ser “espectadores de la corrupción orquestada por funcionarios de segundo y tercer nivel, pero que a final de cuentas la responsabilidad recae en el Cabildo que encabeza el Presidente Municipal”.

De ello se desprende que todos los regidores son corresponsables de lo que sucede, al margen de que no sean del mismo partido que gobierna, por  lo que resulta “decepcionante, frustrante y vergonzoso formar parte de un Ayuntamiento en donde en sus oficinas se tolera la extorsión, y pareciera que le siguen apostando a que dejen de hablar de todo eso”.

De todo lo anterior, la regidora Mónica Vega, en el foro de la ANPAC Baja California, cuestionó y criticó ampliamente la “incapacidad” de varios funcionarios como el Tesorero, el Secretario de Desarrollo Urbano, el Director de Protección al Ambiente, y hasta de la misma Síndico Procuradora, porque “todos se han encargado de crear un lío hecho con las patas».

Y no solo ocultan información, replicó, se niegan a proporcionar la información porque no tienen ni la menor idea de cuáles son sus funciones y qué facultades tienen los regidores, “e imponen caprichos y negocios”.

“Creemos que el Alcalde ya nos mostró cuál es la ciudad que no queremos, y es momento de presionar y exigir el pueblo la ciudad que sí queremos, con responsabilidad, transparencia y honestidad”, concretó la regidora emanada del Partido Encuentro Social, que hizo un llamado a la conciencia de todos los regidores para cambiar el derrotero actual, “lleno de corrupción”.

“El pueblo exige acciones, y cambios positivos, no rabietas y ocurrencias paranoicas”, concluyó, advirtiendo que no quitará el dedo del renglón “denunciando lo que se hace mal, y deseando que al fin hagan algo bien”.