Despojaron con apoyo de Hernández Silerio a dueños de taxis

Hay por lo menos 40 denuncias en contra de José Luis Hernández Silerio y otros ex funcionarios También se dio a conocer que entre funcionarios del anterior ayuntamiento y miembros del PRI se repartieron 890 permisos

0
683

TIJUANA, EP, 20/10/2017.- Un promedio de cuarenta denuncias contra quien resulte responsable por haber “robado” las concesiones de taxis ya tienen documentados, porque con el apoyo del anterior director de Transporte Municipal, José Luis Hernández Silerio y un notario público cambiaron el nombre de los verdaderos propietarios.

Lo anterior fue informado por el Secretario General del Sindicato de Taxis Libres, Alfredo Guzmán, quien consideró que una vez que la autoridad realice las indagatorias sobre el fraude cometido en agravio de aproximadamente 50 familias, la dirección de Transporte en la actual administración deberá regresar los permisos a nombre de las personas que actualmente aparecen como víctimas del despojo de sus concesiones.

El dirigente sindical, también aseguró que en la anterior administración municipal, se apoderaron de 890 permisos que se repartieron entre funcionarios del XXI Ayuntamiento y miembros del Partido Revolucionario Institucional (PRI) entre los que se encuentra el actual líder, Alberto Tsusumi Valenzuela.

Guzmán, dijo que tiene conocimiento que la dirección de Transporte del actual gobierno municipal, ya tiene identificados esos permisos por lo que procederá a cancelarlos, toda vez que el número de taxis libres se incrementó en forma repentina y ahora solamente esperan que al dar de baja esas concesiones los taxistas puedan trabajar con mayor amplitud.

Recordó que desde hace dos administraciones, las autoridades pudieron identificar la existencia de un sinnúmero de taxis “clonados”, con los que se elevó el número de vehículos de ese servicio en perjuicio de los usuarios y de los mismos propietarios que lograron una concesión al realizar los trámites oficiales.

Por cierto, se le preguntó sobre la acusación que hizo el dirigente municipal del PRI, Alberto Tsusumi, cuando aseguró que los taxistas estaban pagando piso para poder trabajar en la garita de San Isidro y Alfredo Guzmán, como líder de ese gremio transportista, desmintió al líder priísta.

Explicó que los inspectores de Transporte y vialidad Municipal, nada tienen que ver con que un taxi libre lleve o levante pasaje en la garita y que lo único que tienen que aportar es su cuota sindical que asciende a cien pesos y otros cien pesos que se utilizan para el pago del salario de los despachadores y para el de seguridad que mantienen en cada una de las bases.