El bien común tiene que ser el objetivo de políticos: DSG

El hombre por naturaleza es político y parte de una sociedad

0
822

TIJUANA, EP, 8/06/2017.- El empresario David Saúl Guakil explicó que un Partido Político es “una parte” de la sociedad y en materia política todos sin excepción persiguen el mismo objetivo que es el beneficio de las sociedades así que al salir de un partido político, un ciudadano, no deja de ser ciudadano y no traiciona a su estado o a su país.

Entrevistado en el sentido de que algunos detractores lo critican e incluso buscan denostarlo por haber abandonado el PRI, afirmó que “la ignorancia política es costosa y hace olvidar que el ser humano por naturaleza en político, porque es parte de una sociedad y dentro de un partido sigue siendo ciudadano de una sociedad que forma una comunidad, la cual en conjunto contras comunidades forma una ciudad, un estado o una nación, de tal suerte que en un partido político o en otro, continuamos persiguiendo el mismo fin por lo que sólo los radicales, inculto-políticos o los polarizados, pueden ver traición”.

El también impulsor de la Fundación que lleva el nombre de su mamá Susana Guakil (QEPD) afirmó que en esencia no hay partidos buenos y malos porque todos en sus estatutos tienen claro el compromiso social, “los que han fallado son los hombres” y eso no deslegitima a toda una institución como el PRI, el PAN, PRD, Morena, Movimiento Ciudadano, PES y otras instituciones.

Consideró que los políticos que integran un organismo y logran llegar a un puesto de elección popular, lo que tienen que hacer en forma prioritaria, es cumplir con lo estipulado en los estatutos, los cuales tienen como principio velar por los derechos de todos los ciudadanos de una comunidad, una ciudad, un estado o un país, “aunque creo que en los últimos años esos integrantes de los organismos políticos han olvidado el contenido principal de esos documentos”.

Sobre lo que sucede en las filas del que fue partido y lo que actualmente sucede en otras organizaciones políticas, de donde a diario vemos que muchos abandonan sus filas, dijo que es fácil de entender esa actitud, porque descubren que muchos de sus dirigentes o quienes forman las principales filas del partido buscan imponer su forma de hacer las cosas aunque ellos mismos reconozcan que no es lo correcto.

Tristemente hemos visto que mucha gente abandona las filas de los partidos que se conocen como más fuertes, ya sea por su popularidad o por sus luchas en la actividad política de una ciudad, del estado o del país, pero consideró que lo hacen no porque no los tomen en cuenta directamente a ellos, sino porque las decisiones que toman las dirigencias no están basadas en lo que estipula en el documento que rige a ese organismo.

Sin embargo, cuando alguien con firmeza mantiene su objetivo, que tiene que ser el velar por la seguridad y el bienestar de todos en general y no sólo de unos cuantos, busca otras trincheras para lograrlo, pero aclaró que, por el momento, no es su caso, porque al momento está dedicado a sus negocios, aunque no descarta la posibilidad de apoyar a su comunidad en alguna forma. “Pero tiene que ser con un trabajo serio, que beneficie a todos en general y no sólo a unos cuantos”, reiteró.