El dinero del alumbrado público se destina a gasto de luminarias

Autoriza Cabildo al Alcalde a formalizar convenio de coordinación con la CFE

0
562

TIJUANA, EP, 27/02/2018.- El XXII Ayuntamiento destina el 100 por ciento de lo que recuda del impuesto al alumbrado público al tema de las luminarias, precisó el alcalde Juan Manuel Gastélum, luego de la sesión de Cabildo en el que los ediles autorizaron al Presidente Municipal formalizar el convenio de coordinación con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), para el cobro de dicho impuesto a través del recibo por consumo de energía eléctrica.

En los dos últimos años de la pasada administración municipal, agregó el Alcalde, lo recaudado por concepto de impuesto al alumbrado público no era suficiente para el pago de ese servicio, de tal manera que en el año 2015, lo consumido en energía eléctrica por las luminarias de la ciudad, ascendió a 137 millones 571 mil pesos, y lo ingresado por el impuesto citado fue de 110 millones 306 mil pesos, por lo que el Ayuntamiento tuvo que pagar adicionalmente 27 millones 265 mil pesos.

Para el año 2016, el consumo fue de 148 millones 873 mil pesos, y lo ingresado por el impuesto fue de 117 millones 784 mil pesos, por lo que el Ayuntamiento tuvo que pagar la diferencia, es decir 31 millones 089 mil pesos.

El año pasado (2017), luego de que el Cabildo y el Congreso aprobaran un incremento del impuesto al alumbrado público, de 8 a 16 pesos al mes, por primera vez hay un remanente a favor del Ayuntamiento de 50 millones 291 mil pesos, los cuales serán destinados 100 por ciento, a atender el tema de las luminarias, para reparar o sustituir lámparas donde lo necesite la ciudad, precisó el Alcalde Juan Manuel Gastélum.

El Tesorero Municipal, Ricardo Chavaría, informó que al término del año pasado el consumo por alumbrado público fue de 133 millones 131 mil pesos, y lo recaudado por el impuesto de alumbrado público fue de 183 millones 423 mil pesos, por lo que por primera vez hay un remanente a favor de 50 millones 291 mil pesos.

El mecanismo que se realiza, derivado del convenio administrativo que se firma con CFE, es que la paraestatal realiza el cobro del impuesto de alumbrado a través de sus recibos, de ahí se cobra automáticamente el consumo realizado, y el remanente se entrega al Ayuntamiento, el cual, la actual administración lo destinará totalmente al mismo tema del alumbrado público.

Cabe mencionar, que la CFE cobra al Ayuntamiento por consumo, aun cuando las lámparas estén apagadas.