El PAN ve a Ricardo Anaya presidente y a Kiko Vega honesto

Javier Lozano no preocupa al PAN porque no tiene representatividad Ninguna intención del PAN para sancionar a panistas que siguen a Margarita Zavala Diputados tienen libertad de conciencia, considera el dirigente nacional Zepeda Vidales le da espaldarazo a Jorge Ramos También habla de honestidad de Kiko Vega y asegura que es uno de los mejores gobernadores

0
706

TIJUANA, EP, 19/01/2018.- Convencido de que Ricardo Anaya será el vencedor del proceso electoral del 1 de julio para llegar a la presidencia de México, el dirigente nacional del Partido Acción Nacional (PAN) Damián Zepeda Vidales, respalda el gobierno de Francisco Vega de Lamadrid y lo considera uno de los mejores gobernadores más “honestos”.

En conferencia de prensa, Zepeda Vidales, destacó el grave problema que se vive actualmente en materia de violencia, sobre todo por los elevados índices de homicidios en Tijuana y, en general, en Baja California, durante 2017; el dirigente nacional del PAN, consideró que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) a través del gobierno federal ha politizado el tema de la seguridad, pese a que es un fenómeno que golpea a 27 de 32 estados del país.

“Y eso es grave, porque no solamente se ensañan en acusar de ineficiencias y/o corrupción en donde no gobiernan priístas, y lo que es peor, los abandonan, porque hay que ser claros y honestos: la gran mayoría de los homicidios están ligados al crimen organizado y eso es responsabilidad del gobierno federal, que no está haciendo bien su trabajo”.

“En cambio, vemos que en lo que sí les compete, el Gobierno del Estado de Baja California y el de Tijuana están haciendo bien su trabajo, y profesionalizan a sus policías”, opinó el líder nacional del partido blanquiazul.

En ese sentido acusó que el país no va por buen camino, porque este gobierno (de Enrique Peña Nieto) “es un desastre, una tragedia, con la mitad de crecimiento económico que prometían, y un 2017 que fue el año más violento de la historia, mientras que en términos de corrupción, escándalos tras escándalo, socavón, casa blanca, desvíos en Chihuahua, e impunidad; eso es lo peor, se cometen ilegalidades y no pasa nada, porque estos los protegen”.

Aseguró que contrario a los gobiernos del PRI y sus aliados, el PAN y sus aliados (PRD y Movimiento Ciudadano) gobiernan en la mitad del territorio nacional y son las entidades federativas donde perciben al doble el crecimiento económico y la estabilidad en el empleo, así como en la calidad de vida de sus habitantes.

Aseguró, en ese sentido, que en Baja California las cifras de desarrollo de un estado pujante y niveles de pobreza a la mitad del promedio nacional demuestran que el gobernador Francisco Vega está haciendo bien su trabajo, y no duda que combata la corrupción con transparencia.

Para Damián Zepeda el dilema para el electorado será solamente entre decidir por la continuidad o el cambio, y “obviamente el PRI y sus aliados no representan ningún cambio, así como tampoco un López Obrador con ideas del pasado que no funcionan en ninguna parte”, mientras que “Ricardo Anaya representa a la juventud con ideas nuevas de un futuro promisorio”.

En ese contexto, dijo que al PAN lo que más les ocupa y preocupa es sacar sus mejores candidatos, crecer la militancia, crecer su fuerza electoral y ganar estas próximas elecciones, “para lograr el cambio auténtico”, y no les preocupa entonces sancionar o no a quienes siguen a Margarita Zavala.

“Ella en su momento trabajó y avaló un proyecto de nación con una visión de partido y ahora lo hace con una visión personal, pero no restó fuerza al PAN, que hemos obtenido más seguidores de los que se han ido”, explicó.

Por lo que toca a los aspirantes a candidatos, aclaró entonces que, si bien ahorita, Jorge Ramos Hernández, es el único registrado para una Senaduría, el proceso interno todavía no se ha cerrado, y los partidos aliados del PAN son libres de hacer sus propias propuestas, pues han lanzado convocatorias abiertas, “a lo que está acostumbrado el PAN, a ser demócratas”.

Sobre cuestionamientos acerca de las posibles sanciones a ejercitarse contra el diputado panista local Miguel Osuna Millán, por haber votado en contra del Decreto 95 (que sobre endeuda a Baja California por 37 años), Zepeda Vidales, dijo desconocer el caso, pero considera que los legisladores tienen libertad de conciencia, aunque también deben ser responsables por ser congruentes con la plataforma electoral de su partido, la cual avalaron.

Finalmente, aclaró que si bien apoyaron las reformas estructurales, dijeron “no” a la Reforma Fiscal que aumentó el IVA en la frontera y en contra de los gasolinazos, y además, mientras que los articulados de la reforma energética están bien, por ineficiencias y corrupción el gobierno de Peña Nieto los está aplicando mal.

El dirigente nacional del PAN, consideró que debería ser el líder estatal, quien explicara sobre la situación del diputado Osuna Millán y al consultar a José Luis Ovando Patrón, dijo que todos los integrantes de la bancada de su partido, desde su inscripción para participar por un escaño se comprometen a velar por los intereses del partido al que pertenecen.

Con lo anterior, dejó claro que a los partidos políticos y sus diputados no les interesa el bien común de sus representados, como debiera ser el compromiso que adquieren los políticos cuando buscan el apoyo de los ciudadanos, porque son ellos, con su voto, que los llevan a ocupar un lugar en el Congreso, ya Local o Federal, desde donde los votantes esperan que velen por sus intereses y su bienestar.

Al preguntarle la sanción que prepara la dirigencia estatal, para el diputado Osuna Millán, se negó a responder porque aseguró que eso lo está analizando una comisión interna del PAN y sería con la aprobación de todos cuando se pueda verter una declaración al respecto.