En Lomas del Rubí se cayeron las casas por la remoción de tierra

La solución para afectados de Lomas del Rubí tendrá que darla la autoridad judicial

0
736

TIJUANA, EP, 24/02/2018.- El tema de Lomas del Rubí, no lo van a solucionar las autoridades civiles, los afectados tienen que presentar su denuncia para que sean las instancias judiciales las que obliguen a la empresa que provocó el deslizamiento del piso donde estaban sus casas, dijo el titular de Protección Civil, Antonio Rosquillas Navarro.

El funcionario estatal fue tajante al señalar que el caso de Lomas del Rubí, no compete a Protección Civil, porque no fue ocasionado por un fenómeno natural, sino por la mano del hombre y puntualizó que durante muchos años esas casas estuvieron en ese lugar y nunca había pasado nada hasta que llegó la Constructora Melo y “les movió la base” motivo por el que se deslizaron las casas.

Al asistir como invitado al Grupo Político Tijuana, que coordina Salvador Kayachanian, Rosquillas Navarro, consideró necesario que los afectados presenten su denuncia en la agencia del Ministerio Público, para que sea por ese conducto como se resuelva su caso, pero reconoció que ahí es donde habrán de necesitar presentar los estudios respectivos para que las autoridades judiciales obliguen a la empresa a cubrir los daños.

Rosquillas Navarro, inició su plática al recordar que se involucró en esa área porque era voluntario del cuerpo de bomberos, donde pudo relacionarse con personas especializadas en terremotos y otras áreas. Fue hasta que el entonces alcalde de Tijuana, lo invitó a colaborar en esa área de Protección Civil, cuando fue invitado en varias ocasiones para que asistiera a reuniones en varios países, como Francia, Argentina, Japón, Italia, China, entre otros, donde se llevaron a cabo cursos y conferencias con alto contenido de la protección social.

Recuerda que en dichas reuniones también se hallaban especialistas o investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) quienes le preguntaban qué estaba haciendo ahí, sobre todo porque solamente representaba a un municipio como Tijuana; sin embargo, él les daba a conocer sobre la topografía en donde ya existían cientos de casas, sobre todo asentadas en laderas de los cerros.

También reconoce que en los años ochenta, las casas que se hallaban en las laderas de los cerros, estaban construidas, principalmente con madera y cartón, lo que mostraba muy poca probabilidad de haber peligro para sus moradores; sin embargo, al paso de los años, esas construcciones cambiaron y sus propietarios usaron bloques, cemento, varilla y otros materiales pesados, con los que se convirtieron en un grave peligro para esas familias en caso de un sismo o deslizamiento de los cerros.

Sin dudar, reconoció que fueron las autoridades que regularizaron esos predios los que pusieron el mal ejemplo y que, se podría decir, pusieron en peligro a los residentes de esas viviendas, pero al referirse al caso de Lomas del Rubí, dijo “ahí no tiene nada que ver Protección Civil, porque el deslizamiento de las casas no fue ocasionado por un fenómeno natural, sino fue ocasionado por la mano del hombre”.

“Imagínense, que en una mesa están varias cosas y si le quitan el mantel, seguro que se caen y eso fue lo que sucedió en Lomas del Rubí. Las casas se cayeron cuando la empresa que removió la tierra se excedió y les quitó el terreno que las soportaba”, precisó el experimentado funcionario.