“En mal momento llegó el NSJP”, dijo especialista en derecho

La sociedad debe exigir al Congreso que reformen el Código Penal y de Procedimientos Penales Los delitos graves deben seguirse aplicando para que los delincuentes “estén donde deben estar”

0
947

TIJUANA, EP 23/02/17.- Con el propósito de lograr un verdadero sistema judicial, es necesario que los legisladores y senadores reformen la ley para que los delitos graves se castiguen como realmente debe ser y los delitos menores de igual forma y como ejemplo, es que actualmente cualquier persona puede portar un arma de grueso calibre y con una sola fianza logra salir a la calle a delinquir.

Literalmente así lo dijo hoy el doctor en derecho, Álvaro Rafael González Contreras, al asistir como invitado a la sesión ordinaria del Grupo Madrugadores, en donde recordó que actualmente el Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP) deja ver que sirve más a la delincuencia que a la sociedad en general.

El especialista en derecho, dijo que de acuerdo a como se registran los hechos violentos y la falta de resultados en el tema de seguridad pública, lo que hoy tenemos que hacer los mexicanos, es exigir al gobierno que cumpla con su obligación, porque la seguridad es un derecho humano que debe estar salvaguardado por la autoridad preventiva.

González Contreras, al referirse al NSJP, dijo que “llegó en mal momento” porque el Congreso de la Unión, libera varios delitos graves para dejarlos como delitos menores y que para la sociedad resulta muy delicado por el alto grado de violencia y corrupción que se registra en nuestro país.

Explicó que cuando dice que el NSJP “llegó en mal momento”, es porque tampoco se dio capacitación especializada de las autoridades preventivas, porque de todos es conocido que los policías municipales, con toda regularidad, son los primeros en llegar a la escena de un crimen o simplemente de una riña.

También se refirió al cambio de términos de los pasos que siguen los oficiales para poner a disposición de la autoridad competente a una persona involucrada en algún evento delictivo, porque si antes solamente se elaboraba un parte informativo o de turnación, hoy se le denomina Informe Policial Homologado (IPH) que requiere de más datos que sirvan en un caso para llevar ante el Juez de control al o los presuntos responsables en un hecho delictivo.

“Nadie quiere llegar primero”, dijo porque cada uno de los términos utilizados en el IPH requiere de ser muy preciso de acuerdo a los términos judiciales para que sea utilizado por el Juez de Control para someter a proceso al o los detenidos en el caso.

Sin embargo, el especialista en derecho dijo también que el 80 por ciento de lo estipulado en los IPH, contienen mentiras de los policías y por otro lado, eso obliga a los abogados a mentir también con el propósito de liberar a su defendido.

En forma reiterativa, el doctor González Contreras, dijo que debe ser exigencia de la sociedad para pedir a los senadores y diputados que vuelvan al Código Penal y de Procedimientos Penales incluyan como delito grave los delitos que han dejado libres como delitos menores, “como es la portación de armas de fuego de grueso calibre”, porque esas personas deben estar “donde deben estar”.

Un tema que fue destacado en la sesión del Grupo Madrugadores Tijuana, fue el que uno de sus miembros consideró que “de acuerdo a mi apreciación, es que desde que surgieron los organismos defensores de derechos humanos, creció mayormente el problema con la delincuencia”.

Recordó que cuando estuvo al frente de la policía en nuestra ciudad, Julián Leyzaola, “aunque lo acusaron de violar los derechos humanos de los delincuentes, lo cierto es que bajó mucho los hechos delictivos, aunque ahora sabemos que aproximadamente el 80 por ciento de esos delincuentes ha logrado su libertad”.

En respuesta a esa observación del integrante del Grupo, González Contreras, dijo que tenemos que apostarle más al capital humano, como la capacitación de la autoridad preventiva, pues se ha visto que la defensa de los detenidos siempre encuentra una forma de revertir la acusación y logran salir de prisión, aunque todos sabemos que son culpables de los delitos que lo llevaron a ser detenidos y encarcelados.