Engañados por la PGJE familiares de desaparecidos

En Baja California no hay banco de datos de los desaparecidos, ni ADN de familiares que buscan encontrar a la persona ausente

0
520

TIJUANA, EP, 28/03/2018.- El presidente de la Asociación por los Desaparecidos de Baja California, Fernando Ocegueda Flores, reveló hoy que las personas que tienen un familiar desaparecido, a quienes los agentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), les pidieron una prueba de ADN para tener con que identificar a esa persona cuando localizan cuerpos que no tienen identificación, fueron engañados porque a la fecha no existen datos, ni archivos de todos esos reportes que se hicieron.

Ocegueda Flores, quien desde 2007 no ha dejado de buscar a su hijo desaparecido, informó que en algunas entrevistas que sostuvo con la procuradora Perla del Socorro Ibarra Leyva, lo único que recibió fueron evasivas y promesas de que van a armar un archivo, además de que habrán de adquirir otras herramientas que son indispensables para una dependencia que tiene la responsabilidad de investigar y esclarecer los hechos donde la delincuencia interviene.

El activista, quien por el tiempo que tiene de buscar a su familiar ha podido conocer y aprender a analizar muchas cosas de la investigación para localizar a personas desaparecidas, fue claro al decir que ni el gobierno de José Guadalupe Osuna Millán, ni el de Francisco Vega de Lamadrid, se han preocupado por localizar a los cientos de desaparecidos en el estado y reconoció que uno de los tiempos más graves en la comisión de secuestros y levantones, fue, principalmente entre 2006-2010.

Asimismo, fue tajante al señalar que durante la administración de Osuna Millán, ninguno de los funcionarios de la PGJE se manifestó dispuesto a investigar para buscar a los desaparecidos que habían reportado sus familiares a los que con mucha frecuencia los engañaron, al decirles que estaban investigando.

También destacó que esa misma actitud asumieron los encargados de las investigaciones durante el actual gobierno, motivo por el que tuvo que irse a la ciudad de México, donde Renato Sales Heredia se manifestó dispuesto a ayudarlo y aseguró que por eso es que personal de la Procuraduría General de la República (PGR) vienen con frecuencia a esta localidad para ubicar lugares que descubren en las declaraciones de algunos procesados.

Incluso dio a conocer que las autoridades federales ya se encuentran elaborando una base de datos a nivel nacional para tener un banco de datos en el que se incluyan los ADNs de todos los familiares que tienen a uno de los suyos desaparecido.

Lo anterior, lo ha llevado a presionar a la procuradora para que recopilen todos esos datos de las personas que tienen a un familiar desaparecido, con el propósito de que al momento que se los pidan de la ciudad de México, le puedan entregar todos esos exámenes que son indispensables para poder identificar la consanguineidad entre un cuerpo hallado en algún lugar y la persona que reporta la desaparición de su familiar.

Casi al finalizar, consideró que es tiempo de que el gobernador haga un cambio en la PGJE, porque “el gobernador le compra todo lo que le vende la licenciada”, pues consideró que a casi dos años de que concluya su administración, un cambio en esa dependencia no se vería mal y, en cambio, podría lograr recuperar la credibilidad en esa dependencia.