Engañados vinieron y así siguen migrantes centroamericanos

Les dijeron que al cruzar el río ya estarían los camiones que los llevarían a los albergues en Estados Unidos donde ya los esperaban para trabajar Ahora les piden que no se regresen porque Trump “se toca el corazón” en navidad y deja entrar a todos con mucha facilidad

0
449

TIJUANA, EP, 27/11/2018.- Al darse cuenta que llegar a Estados Unidos no era con las facilidades que les dijeron cuando los invitaron a unirse a la caravana migrante tanto en Honduras como en El Salvador, muchos han decidido regresar a su lugar de origen en forma voluntaria.

Lo anterior se desprende de la información obtenida de algunos de los centroamericanos que llegaron a esta frontera en la caravana migrante, a quienes les dijeron que “una vez cruzando el río (Tijuana) ya van a estar los camiones que lo llevarán a los albergues donde ya los esperan para trabajar en Estados Unidos”.

Sin embargo, lo que vivieron algunos o presenciaron otros, cuando las personas que los trajeron hasta esta frontera, los impulsaron a llegar a la garita de El Chaparral para que obligaran a las autoridades estadounidenses para que los reciban y les autoricen el asilo político, pero en cambio fueron agredidos por las autoridades estadounidenses, los han hecho reflexionar.

En entrevista con el periodista Odilón García, en el programa Informe 24 del grupo Audiorama, el Secretario de Desarrollo Social del Municipio local, Mario Osuna Camacho, dijo que las personas que los impulsaron a venir a esta frontera desde donde iban a cruzar con facilidad a Estados Unidos, ahora les piden “no regresar a su país” porque les aseguran que el presidente del vecino país del Norte, Donald trump, en navidad “se toca el corazón y deja pasar a todos los que quieren trabajar en su país”.

Sobre las condiciones que guarda el albergue que se ubica en el deportivo Benito Juárez, en la Zona Norte de la ciudad, informó que al último corte se hallaban 5 mil 651 migrantes centroamericanos de los cuales el mayor número son hombres, le siguen las mujeres y luego los niños y al final las niñas.

Como ya lo habíamos informado, el funcionario municipal, quien ha estado al frente del personal que atiende a los migrantes centroamericanos que se encuentran en el refugio, informó que “curiosamente” ayer por la tarde pudimos ver que muchos tijuanenses que habían llevado comida preparada para darle a los migrantes, ya no asistieron.

Consideró que el no seguir apoyando con alimentos preparados a los migrantes, podría interpretarse como una reacción a la conducta que asumieron los centroamericanos que el domingo al medio día intentaron cruzar en estampida a los Estados Unidos pero fueron repelidos por las autoridades estadounidenses que, incluso lanzaron gases y dispararon sus armas con balas de goma.