Es Tijuana pionera en cirugía de cataratas con tecnología de punta

Es una enfermedad que causa ceguera pero que hoy en día se puede revertir

0
61

TIJUANA, BC, 04 DE DICIEMBRE DE 2021.- La cirugía de cataratas es una de las más frecuentes en diversos países del mundo, y Baja California es uno de los destinos de turismo médico donde se cuenta con la tecnología y los especialistas de primera calidad.

En entrevista con el Dr. Valente García de Quevedo, cirujano oftalmólogo y encargado de la consulta externa del Instituto de Oftalmología de Baja California (IDOC), indicó que Tijuana es una de las ciudades pioneras en este tipo de procedimientos.

«Las cataratas son la opacificación del lente natural del ojo, que se llama cristalino, las cuales, una vez que aparecen, avanzan progresivamente hasta causar ceguera, sin embargo, en Tijuana se cuenta con la tecnología y el capital humano especializado para solucionarlo y por eso es un destino de turismo médico muy importante», apuntó.

En algunas ocasiones se confunde la catarata con carnosidad, pero esta última es completamente diferente, ya que la catarata no existe por fuera, explicó el especialista.

«Cuando se encuentra un tipo de manchado en el ojo, es catarata, y es una enfermedad sumamente predominante en la India, ya que 4 de cada 10 personas tienen cataratas, y en Estados Unidos se considera la cirugía mayor que más se realiza, al igual que en México», comentó el Dr. Valente García.

Refirió que hace unos años era casi ceguera segura, pero actualmente es un padecimiento que se puede revertir, aunque se recomienda abordarlo a la brevedad y no dejar que se complique.

El galeno mencionó que existen alrededor de 900 causas de las cataratas, entre las más comunes están la edad y las enfermedades metabólicas como la diabetes, pero también pueden generarse por golpes, medicamentos, descargas eléctricas, exposición excesiva al sol, entre otras.

«El procedimiento es muy sencillo: al paciente se le opera hasta que tiene 20-40 o peor de visión y, por medio de ultrasonido, se coloca una punta que oscila 40 mil veces por segundo y hacemos que el lente natural del ojo se emulsifique; se extrae y se coloca un lente nuevo intraocular», detalló.

El lente que se coloca es como una prótesis, la cual no es necesario cambiar, pues es permanente, y es una cirugía ambulatoria en la que el paciente no requiere hospitalización, y entre 10 y 15 días puede hacer su vida normal.

«Cabe mencionar que también hay cataratas congénitas, hay niños que nacen con ello y es algo que debe atenderse, lo cierto es que es una cirugía muy frecuente y los resultados para los pacientes son muy buenos. Les cambia la vida», destacó el Dr. García de Quevedo.

Finalmente, el encargado de consulta externa del IDOC subrayó la importancia de estar al pendiente de nuestra salud visual, así como acudir con especialistas certificados para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuado.