Especialistas del IMSS luchan por la salud de menor con síndrome de Stickler

Las personas con el síndrome de Stickler presentan problemas auditivos, de visión, corazón, huesos y articulaciones

0
765

TIJUANA, EP, 5/08/2017.- Los niños que nacen con Stickler Cole, por toda su vida son susceptibles a padecimientos de diferentes males y sobre todo cuando su problema es la falta de respiración son los pulmones los que se encuentran en peligro de registrar cualquier tipo de infecciones, explicó el doctor Alberto González, especialista en cardiología del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Lo anterior al referirse al problema de la menor que se encuentra en cuidados intensivos luego que sufriera dos paros cardiacos y del cual se hizo una acusación a esa institución por parte de los familiares de la menor que ya se encuentra en recuperación, pero a la cual le auguran, por el síndrome que presentó desde su nacimiento, una difícil situación a lo largo de su existencia.

El especialista, dijo que una persona que nace con dicho síndrome, con regularidad presenta problemas auditivos, de visión, corazón, huesos y articulaciones. Y existe un 50 por ciento de que ese síndrome pueda ser hereditario, es decir, que alguno de sus progenitores lo padezca y que no haya sido detectado a lo largo de su vida.

Esta mañana, las autoridades del IMSS, principalmente el director de la Clínica 20, donde actualmente se encuentra en tratamiento la menor, llamaron a los medios para aclarar realmente la situación de la niña y de donde un medio televisivo, tal vez, por desconocimiento, difundió que la paciente sufrió dos paros cardiacos por la falta de atención médica y descuidos del personal de enfermería.

Informaron que desde que la niña ingresó al área de urgencias pediátricas, se le hizo un estudio para conocer a fondo el problema, toda vez que los abuelos que son los tutores, informaron que en repetidas ocasiones había sido hospitalizada por falta de aire para respirar, uno de los síntomas clásicos del síndrome de Stickler y que en este caso se manifiesta con mayor agudeza en los pulmones.

El director de la Clínica 20, César Figueroa, fue muy claro al señalar que el síndrome que padece la niña ha logrado afectar los pulmones y también ya alcanzó el corazón, sobre todo con los paros que presentó cuando era atendida por especialistas y anunció que a partir de que se logre su recuperación, será sometida a una terapia con la que buscarán que se normalice.

Sin embargo, los pronósticos para la menor no son muy alagueños y considera que a lo largo de su vida, esa niña habrá de presentar, con frecuencia, algunos síntomas de malestar.

Rechazan que la niña no haya sido atendida por el personal de enfermería, debido a que estaban utilizando sus teléfonos celulares: “nosotros hemos sido muy claros con todo nuestro personal para que eviten utilizar sus aparatos de comunicación en horas de trabajo”, precisó el doctor César Figueroa.