Exige reportera limpiar imagen de compañero asesinado

En la investigación, dijeron autoridades, entrevistaron a familiares, vecinos y amistades

0
571

TIJUANA, EP, 31/10/2017.- La muerte artera de Mario Mendoza Ordaz, acribillado cuando salía de su casa el pasado 29 de septiembre, se suma a la larga lista de crímenes en nuestro estado que no deben quedar impunes y que reclaman justicia.

Así lo expresó la reportera del sistema Uniradio Noticias, Sonia de Anda al lamentar en un mensaje transmitido en su cuenta de facebook, la muerte de su compañero acaecido cuando se dirigía a su trabajo.

Justo en la víspera de las celebraciones del “Día de Muertos” en nuestro país, la también conductora de noticias, fustigó la forma en que la Procuraduría General de Justicia en Baja California condujeron las investigaciones al incluir las declaraciones de un supuesto cercano a la víctima, en donde se afirmaba que Mario Mendoza recibía ingresos por el orden de los 80 mil pesos mensuales producto de su inversión y manejo de cinco “narco-tienditas”.

Tal acción dijo, contrasta con las penurias económicas por las que pasaba el también becario para estudiar la carrera de Ingeniería para sacar adelante a su familia, además de que mancha la imagen de la víctima y le niega a sus deudos el cobro de la pensión de 700 mil pesos que esperaba dejar a su pequeña hija para sus estudios universitarios.

Sonia de Anda cuestionó, bajo riesgo de enfrentar las consecuencias por externar su postura a título personal del actual sistema de justicia, las marcadas deficiencias del actual sistema de impartición de justicia, aderezado con una gran dosis de negligencia, corrupción e inmoralidad por parte de quienes encabezan dichas instituciones.

Con varias interrupciones para limpiar sus lágrimas y llamados a que este crimen no quede impune, Sonia de Anda cuestionó las versiones oficiales, del Gobernador del Estado Francisco Vega de Lamadrid y la Procuradora de Justicia, Perla del Socorro Ibarra Leyva, sobre el actual clima de inseguridad y violencia, mismas que al parecer buscan seguir alimentando el silencio de la sociedad frente a esta amarga realidad.

Al respecto entrevistamos al Fiscal de Investigaciones Especiales, Miguel Ángel Guerrero, quien explicó que cuando un crimen se registra, la investigación se dirige primero a entrevistar a la familia del occiso, luego a sus vecinos y también a sus más cercanas amistades, de donde se obtienen datos que llevan a una línea de investigación.

Se lamentó porque la percepción de la sociedad lleve a las mayorías a pensar que cuando señalan que una persona fue victimado por estar ligado a esa actividad ilícita, crean que lo declaran para darle carpetazo al caso y aseguró que de acuerdo a varias entrevistas que se hicieron a familiares, vecinos y amistades así lo revelan.

Cabe aclarar que el texto es mayor parte de nuestro compañero, Gerardo Valles y de su servidor.