Exigen pepenadores no desviar la basura a Tecate

Aseguran que el relleno sanitario de Tecate no tiene capacidad de tratamientos de la basura que genera Tijuana

0
593

TIJUANA, EP, 13/02/2018.- Con más de mil pepenadores, esta mañana el dirigente de esos trabajadores, Manuel Rodríguez García, bloquearon el relleno sanitario de la empresa ADDO y Redib S.L. de R.L de C.V., para exigir que la basura que se genera en Tijuana, se lleve al lugar correspondiente y que no se desvíe para Tecate.

Rodríguez García, explicó que muchas empresas tijuanenses están llevando sus desechos sólidos hacia el relleno sanitario de Tecate, donde además que no tiene la capacidad para recibir y darle tratamiento a tanta basura, deja sin empleo a una buena parte de los casi 5 mil pepenadores del relleno de Valle de Las Palmas, en el municipio de Tijuana.

Recordó que él aglutina alrededor de 1600 pepenadores en Tecate, quienes saben perfectamente que el relleno sanitario ubicado en la carretera libre Tecate-Tijuana, debió ser clausurado desde hace tiempo, debido a su escasa capacidad para resolver el problema de generación de basura tan sólo de Tecate, lo que quiere decir que mucho menos cuenta con la capacidad para estar recibiendo desechos de Tijuana.

Explicó, que el relleno de Valle de Las Palmas, ubicado en el municipio de Tijuana, cuenta con capacidad para recibir y dar tratamiento hasta 8 mil toneladas diarias, además que cuenta con certificaciones de sus procedimientos con respeto al medio ambiente, y su ubicación es ideal, aunque falta hacer mejor transitable el acceso al lugar.

Manuel Rodríguez, recordó que tienen 12 años denunciando irregularidades en la operación del relleno sanitario de la empresa Redib, la cual, además de no sujetarse a los lineamientos de seguridad y de contingencia ambiental, no puede siquiera albergar 3 mil 300 toneladas diarias, y aun así está atrayendo de manera ventajosa decenas de contenedores cuya basura debiera tirarse en el relleno tijuanense.

Redib y ADDO, sostienen un litigio contra TecMed, que fue concesionada por el gobierno municipal de Tecate en el régimen de César Rafael Moreno González de Castilla, por encima de los contratos que ya habían sido autorizados por el anterior alcalde, Javier Urbalejo Cinco, todo lo cual ha obstaculizado una verdadera solución a la disposición final de la basura que se genera en Tecate.