Falla de motores para bombear agua advierte crisis para Tijuana

Urgente tomar medidas en casa para extremar el cuidado del agua sobre todo en Tijuana y Rosarito

0
232

TIJUANA, EP, 04/11/2019.- La falta de mantenimiento en las máquinas de bombeo del acueducto Mexicali-Tijuana han vulnerado la canalización del vital líquido para poner en riesgo la alimentación completa del vital líquido para la demanda que exige la Zona Costa, confirmó el Secretario General de Gobierno, Amador Rodríguez Lozano.

”Nos dejaron un Estado caótico con dos de las cinco bombas de conducción descompuestas. Una la mandamos reparar a Estados Unidos pero tarda tres semanas mínimo en tanto que la otra técnicos mexicanos trabajan para volver a ponerla funcional”, afirmó el Doctor Rodríguez Lozano.

Otro factor que agrava la situación del bombeo es el estado en el que se encuentra La Presa del Carrizo que tiene actualmente un nivel del 35 por ciento, nivel histórico, nunca antes visto en la región.

Hizo un llamado a la población de la Zona Costa que integra Tijuana, Rosarito y Ensenada para “asumir una nueva actitud frente a la escasez del agua”.

En particular, recomendó no lavar autos en las calles con manguera, que no mantengan la regadera abierta durante el baño, rehusar el agua del lavado de ropa para el desecho del baño pues es un hecho que “se están teniendo problemas muy serios en el bombeo del agua para que esta llegue a la ciudad.”

“Pero ya no vamos a llorar”, dijo el encargado de la política interna del estado al manifestar que se tomarán acciones este mismo lunes, a las 18:00 horas en Mexicali donde se sostendrá una reunión de emergencia para atender este tema que además tiene un factor en contra que no ha sido informado correctamente:

A saber de los 60 pozos con los que cuenta Baja California, para extraer mil metros cúbicos de agua, para suplir las necesidades de la Zona Costa, esta meta no se puede alcanzar puesto que 20 de estos pozos no están operando, según informa la Comisión Nacional del Agua (Conagua) por la misma razón de falta de mantenimiento en las bombas de extracción que por años no fueron atendidas.