Familiares y amigos dieron el último adiós a Franco Prado

Don Luis Franco Prado llegó a Tijuana en 1950 Con su privilegiada voz estuvo dedicado a la comunicación pero a través de la radio

0
716

TIJUANA, EP, 9/08/2017.- Con una misa de cuerpo presente, su familia, amigos y compañeros de los medios de comunicación, este medio día le dieron el último adiós a un gigante del micrófono en esta frontera, Don Luis Franco Prado.

Don Luis Franco Prado, dedicado mayormente a la radio y la televisión en Tijuana, falleció el pasado 7 de agosto de 2017. Dios lo llamó a su lado 98 años después de su nacimiento, que fue el 7 de agosto de 1919 exactamente.

Nuestro compañero Luis Franco Prado, llegó a Tijuana en 1950 y desde ese entonces logró integrarse a la radio local, con programas diversos y hasta hace unas semanas los tijuanenses pudimos escuchar su lúcida y privilegiada voz en programas de noticias y análisis políticos.

Tenemos que destacar que Don Luis Franco Prado, un hombre bajito de estatura pero con una voz sonora, logró la amistad de grandes personalidades en esta frontera, donde igualmente se transportaba en taxis o caminaba por las calles.

A Don Luis Franco Prado, lo podíamos ver en la Zona Centro de la ciudad, tanto para ir a la Catedral, como al mercado municipal donde le gustaba almorzar y degustar de los platillos que preparan los locatarios de ese lugar.

También lo vimos llegar a puestos de tacos varios para disfrutar de los alimentos que ahí le venden a todos los comensales y, a casi 98 años de edad, no se privaba de cualquier tipo de guisados que venden en esos lugares.

Apenas hace dos meses, aproximadamente, nos enteramos que Don Luis fue internado en el Hospital General, donde por instrucciones de las autoridades que lo conocían, lo sometieron a varios exámenes para poder darle el tratamiento adecuado.

Sin embargo, hace un mes fue trasladado a la Clínica 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) donde finalmente fue llamado por Dios para estar a su lado.

Este día, al término de la homilía a la que asistieron sus familiares, amigos y compañeros, lo llevaron para incinerar su cuerpo.

Descanse en Paz, nuestro muy querido amigo LUIS FRANCO PRADO.