Gobierno de Gastélum busca distraer a tijuanenses

Manifestarán abogados su inconformidad por no cumplir con las obligaciones que tiene con los tijuanenses El alcalde mantiene gobierno persecutorio en contra de los que ve como sus enemigos y recuerdan la inhabilitación de Julián Leyzaola

0
724

TIJUANA, EP, 25/04/17.- El presidente del Colegio de Abogados de Tijuana, Román Antonio Aboytes Hernández, anunció que en breve todos los colegios de abogados darán a conocer un pronunciamiento para que los ciudadanos conozcan la “frivolidad” con que gobierna el alcalde, Juan Manuel Gastélum Buenrostro que se olvida de atender los trabajos que corresponden a su gobierno y que solamente deja ver que se dedica a perseguir a sus adversarios políticos para distraer al pueblo para que no le exijan el cumplimiento de los servicios básicos.

Lo anterior, luego de haber terminado su exposición el ex secretario de gobierno, Carlos Mejía López, que fue el invitado especial de la sesión ordinaria que celebran el Colegio de Abogados de Tijuana, donde habló del tema “La legalidad en el actuar gubernamental” y donde, paso a paso narró la forma en que la Sindicatura Procuradora Municipal le fue creando el proceso administrativo con elementos que considera el también litigante de violación a los artículos 18 y 20 de la Ley de entrega recepción.

Como ya hemos dado a conocer, el licenciado Carlos Mejía López, ha señalado que la Sindicatura intentaba que firmara documentos a destiempo, correspondientes a la administración pública, lo que él considera que no podía firmar documentos oficiales a más de 50 días de haber dejado el cargo, porque de hacerlo incurría en usurpación de funciones, con lo que hubiese cometido un delito.

Asimismo, dio a conocer a sus colegas que la Síndica Procuradora, incluso le envió los documentos hasta su oficina con la intención de que firmara, pero les hizo saber que ya no era funcionario y que no podía firmar ese tipo de actas por el riesgo de cometer un delito.

También informó que hasta su domicilio le llevaron un citatorio en el que ya le informaban del proceso que le había iniciado, lo que considera que “tal vez” lo hicieron por desconocimiento de la ley, porque aseguró que él fue uno de los más interesados en que todo hubiese quedado claro en el tiempo en que se dio la entrega recepción en la que participaron aproximadamente 25 personas del gobierno saliente y el mismo número de personas del gobierno entrante.

Al conocer lo sucedido en el caso, miembros del Colegio de Abogados de Tijuana tomaron la palabra y consideraron que se trataba de “una cacería de brujas” porque si Carlos Mejía se había presentado voluntariamente para conocer si había algún problema en la entrega de la responsabilidad que tuvo en el gobierno del doctor Jorge Astiazarán, que se lo hicieran saber y lejos de anticiparle o informarlo de alguna irregularidad se mantuvieron callados en el XXII Ayuntamiento para que sorpresivamente le dieran a conocer a los medios informativos del proceso administrativo que habían iniciado en contra del ex secretario de gobierno.

Es importante destacar que al tomar la palabra el licenciado Aboytes Hernández, propuso a sus compañeros que dieran su opinión para hacer un pronunciamiento interno y luego lo propusieran a los demás colegios de abogados para que dicha posición fuera de la totalidad de litigantes de la ciudad para que el gobierno que encabeza Gastélum Buenrostro pudiera conocer el sentir de ese sector de la población.

Los integrantes del Colegio de Abogados de Tijuana, coincidieron con su invitado en que lejos de darle solución a los problemas que aquejan a los ciudadanos, se ha dedicado a buscar irregularidades que no existen, incluso consideró que no “es cacería de brujas, porque yo respeto más a las brujas” y agregó que tienen el problema de la inseguridad, el transporte, la recolección de la basura, el alumbrado público y otro que apenas se dio a conocer: “la transparencia”, este porque a los que buscaban conocer a quién se habría de rentar los camiones de basura para el servicio a la comunidad, les informaron que no se las podían proporcionar porque es una información privada.