Identifican a Soto, supervisor de la policía que protege pandilleros

El oficial preventivo desatendió el llamado de familiares cuando era urgente que interviniera para evitar las agresiones

0
654

MEXICALI, EP, 6/08/2017.- Un oficial de apellido Soto, supervisor de zona poniente de la Dirección de Seguridad Pública de Mexicali, recibió y desoyó la advertencia preliminar de violencia en el centro deportivo de la colonia Nacionalista en esta capital.

Durante el mediodía de este domingo, una pandilla de esa colonia Nacionalista agredió a un equipo de fútbol de trabajadores que vencieron a su escuadra.

Soto, oficial de segundo mando del director policiaco, Ulises Méndez, realizaba recorridos de vigilancia para supuestamente inhibir actos de violencia en la zona poniente de Mexicali cuando fue alertado por familiares de los jugadores sobre las amenazas y violencia de la banca del equipo contrario.

Al final cuando se vieron disminuidos de remontar el marcador agredieron con golpes al adversario, ante la complacencia del cuerpo arbitral, una instancia coordinada también por el gobierno del alcalde panista Gustavo Sánchez.

El supervisor de la DSPM, de apellido Soto, tomó los datos de las amenazas de pandilleros pero los ignoró y decidió ausentarse de la zona.

En su informe reconoció la alerta de familiares y jugadores, pero señaló que al regresar por esa zona de alta incidencia delictiva los equipos se habían retirado. Sin embargo, el equipo agraviado que resultó finalista le reclamó su desatención en la denuncia a esa instancia preventiva.

Después de alzarse de hombros y preguntar ¿quién ganó en el terreno de juego? La patrulla 0325 circuló por el perímetro del parque deportivo de la colonia Nacionalista y viró a su derecha cuando se encontró de frente a la pandilla que protagonizó la agresión a un equipo de fútbol amateur que asistió a este encuentro dominical en compañía de niños, personas de la tercera edad y mujeres, entre ellas una embarazada.

En la Procuraduría General de Justicia de Baja California (PGJE) se presentó al menos una denuncia penal por lesiones en contra de los pandilleros protegidos por la administración del alcalde Gustavo Sánchez y el director de Seguridad Pública, Ulises Méndez.

Este lunes se presentará una queja en la Sindicatura en contra de los servidores públicos del gobierno municipal.