Insuficientes las medidas de apoyo económico a las empresas por COVID-19

Con buenas intenciones pero mal planeadas y estructuradas

0
180

TIJUANA, EP, 23 DE ABRIL DE 2020.- Para el Director de Caza Consultores, Pablo Castañeda las medidas económicas propuestas por la federación no han sido suficientes, el especialista toma como ejemplo el crédito a la palabra anunciado por un monto de 25 mil pesos que puede ser validado en la página del IMSS.

Al recordar este programa de apoyo, se dijo que no requiere de una garantía, la aprobación es prácticamente inmediata y el interés se fija dependiendo la cantidad de empleados, el más bajo es del 6.5 por ciento, si se tienen de 1 a 10 empleados y el más alto es del 10 por ciento cuando se superan los 50 empleados.

“De entrada suena muy bien, sin embargo, uno de los requisitos es no haber dado de baja trabajadores en los últimos 3 meses, seamos claros, en enero y febrero ni siquiera estaba declarada la emergencia sanitaria, y empresas donde el empleado les renunció, dejo de ir o se terminó la relación laboral, se presentaron bajas, lo cual nos dice que automáticamente estas empresas ya están descalificadas, aun cuando esos movimientos no tengan nada que ver con COVID-19”, mencionó.

Otro de los ejemplos corresponde a la prórroga de pagos de seguridad social, la cual contempla hasta 48 meses de dicha aportación, sin embargo, el líder de Caza Consultores, pide poner atención a las “letras chiquitas”.

“La prórroga pudiera parecer atractiva pero no hay que olvidar que se deben pagar actualizaciones y recargos, al final termina siendo mejor un crédito bancario, y volvemos a lo mismo, tienes a un pequeño empresario, sin ingresos, con gastos, que al final terminara sin dinero pero con una deuda con el gobierno”, comentó.

Explicó, que es necesario tomar medidas para proteger la economía, la cual depende en un 50 por ciento de los ingresos tributarios.

“Si las empresas no generan, se quedan sin dinero, no habrá tributo que recaudar, y suena peor si hablamos del padrón de contribuyentes, casi el 60 por ciento son asalariados, sólo el 40 por ciento son generadores de empleos correspondientes a la micro, pequeña, mediana y gran empresa”, aseguró.

Recomendó, voltear a ver las propuestas Estatales, ya que tienen una mayor oferta de apoyos, como el impuesto sobre remuneraciones al trabajo personal que pueden pagarse en especie (productos de canasta básica), también créditos que van desde 50 mil y hasta 4 mil pesos, con un periodo de gracia, terminan siendo medidas económicas más atractivas que las federales.

Al finalizar, dijo que ciertamente las empresas grandes si podrán hacer frente a esta crisis, pero el país no está conformado sólo por obreros y grandes empresas, existen pequeños y medianos empresarios que son los que parecen estar olvidados.