Invita el HSMT a reforzar los lazos familiares en esta navidad

Compartir tiempo con nuestros hijos Puede prevenir el desarrollo de algunos trastornos mentales

0
600

TIJUANA, EP, 24/12/2018.-  Para la Psicóloga Infantojuvenil del Hospital de Salud Mental de Tijuana A.C., Bertha Gil, la navidad es una época que se presta para que las familias se unan, además está llena de magia y nos da la oportunidad para compartir más tiempo, ya que los papas están de vacaciones, así como los niños, hay un dinero extra con el aguinaldo que permite hacer actividades en familia lo que unifica todo el clima social mercadológico y religioso.

“La época se presta además de reforzar los lazos afectivos que en temas de salud mental nos interesa bastante porque eso ayuda a prevenir el desarrollo de algunos trastornos y a que una vez que ya existe alguno, ayudan a que el pronóstico en cuestiones de intervención sean mucho mejor”.

Bertha Gil, recomendó a los padres de familia que se den el tiempo y utilicen esta época como una oportunidad para poder hacer algo diferente, como pasar más tiempo en familia, platicar de las gratificaciones que recibieron todos y cada uno en lo individual, desde el más chico hasta el más grande, que se escuchen, haya mucho contacto físico, muestras de amor, afecto, se den detalles no necesariamente costosos y sobre todo que independientemente si son religiosos, porque la navidad tiene un trasfondo religioso, para el niño es una época de magia, que le den la oportunidad de vivir esta magia e ilusión de la sorpresa, del calor humano para que puedan tener más recursos emocionales para cualquier adversidad que se les pueda presentar y que pudiera generar algún trastorno mental.

“Si bien hay algunos trastornos mentales que tienen un componente genético muy fuerte el contexto siempre es un factor que hace que esa genética se detone o no, es decir los recursos que tú tienes, intelectuales, emocionales, también físicos y en esta época pudiera ayudar a reforzar las cuestiones emocionales, sobre todo aquellos diagnósticos como es  la depresión, la ansiedad, por ejemplo, un niño que se siente más amado es un niño que se siente más seguro y por lo tanto menos miedoso y ansioso, un niño que siente magia y amor en su vida, no tiende a deprimirse, un niño que interactúa tampoco se deprime tanto”.

Con respecto aquellas diferencias entre los adultos en estas épocas y que dificultan la convivencia por la existencia de conflictos, los exhortó a dejarlas de lado “Si no es por una cuestión personal, que lo sea por la familiar, ya que los papas son el modelo que los niños siguen día a día y si tu le trasmites a tu hijo que aún con las diferencias puedes convivir en familia y darle ese acompañamiento familiar, puede ser uno de los mejores regalos que pueden recibir además de ser una gran lección de vida”.