“La Chula” festejó a internas del CERESO con motivo del Día de las Madres

Fue una emotiva ceremonia que hizo derramar lágrimas de las reclusas de Mexicali Previo a la ceremonia localizó a los familiares de seis internas para reunirlos en forma sorpresiva

0
317

MEXICALI, EP, 19/05/17.- La diputada Mónica Hernández, “La Chula”, sorprendió a seis internas del Cereso de Mexicali e hizo derramar lágrimas de felicidad de las reclusas al reunirlas con su familia, algunas de las cuales habían perdido todo contacto con sus hijos desde hacía años.

Lo anterior ocurrió en el patio del reclusorio de esta ciudad, donde la diputada, quien preside la Comisión de Comunicación Social y Relaciones Públicas de la XXII Legislatura, ofreció una fiesta a las internas para celebrar el “Día de las Madres”, en la cual estuvieron presentes el subsecretario del Sistema Estatal Penitenciario, licenciado David Limón Grijalva y el director  del penal, Jesús Manuel López Moreno.

Con la autorización de las autoridades penitenciarias y como resultado de la gestión realizada por la representante popular del noveno distrito, se reunieron 130 mujeres procesadas para participar del festejo en el que hubo regalos y comida para ellas.

“La diputada de extracción panista advirtió que tenía sorpresas a las mujeres ahí reunidas, y estas llegaron cuando nombró a Ana Lilia Covarrubias Moreno, a quien le preguntó cuánto tiempo tenía sin ver a sus dos hijos, a lo que la mujer respondió que cuatro años.

Luego de que esta última dijera con palabras entrecortadas por el llanto que ansiaba tener contacto con ellos, Mónica hizo pasar a los niños que se lanzaron a los brazos de su madre en una escena que conmovió a todos los asistentes.

Estas escenas se repitieron posteriormente con las internas Daniela Mancinas, María Julia Herrera Núñez, Alicia Rivera Acosta y Claudia Patricia Villanueva Martín.

Cabe aclarar que la diputada tuvo que obtener un permiso especial para que las autoridades permitieran el ingreso de menores de edad al Cereso, pues eso no está permitido debido al reglamento que rige el penal.

En otros casos, tuvo que hacer contacto con los familiares de las internas que residen fuera de la ciudad, o inclusive en otro Estado de la república, como fue el caso de Claudia Patricia, que tenía 7 años sin verlo en virtud de que reside junto con su abuela en Ciudad Victoria, Tamaulipas.

Pero finalmente “La  Chula”, junto con su equipo de trabajo, venció toda clase de obstáculos para llevar esa clase de regalo a las madres que por circunstancias de la vida se encuentran recluidas.