La renegociación del TLCAN no debe ser unilateral: MEC

Los buenos negociadores que tiene nuestro país es la ventaja para México El Senado estadounidense no va a aceptar cualquier negociación El panorama no es tan complicado y gris: Escobedo Carignan

0
758

TIJUANA, EP, 5/04/17.- La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), debe tomar en cuenta los planteamientos de los países que lo integran y no debe ser algo unilateral, dijo hoy el presidente de la Canaco-Servytur, Mario Escobedo Carignan, ante miembros la Asociación de Periodistas de Tijuana (APT).

Entre las propuestas del presidente estadounidense, dijo, se encuentra el establecimiento de una medida que se conoce como snap back, que permite el aumento de aranceles en las importaciones que pasen de cierto volumen y si el precio interno cae por debajo de un cierto nivel.

“El proyecto del presidente Donald Trump, no es fácil, las ideas que manifestó durante su campaña y el no ingreso al TPP, la renegociación del TLC, no son temas fáciles, porque si llegara a cambiar algo, esto cambia para los 3 países”, aseveró.

Explicó, que si pretende poner aranceles a las importaciones de México o Canadá, el gobierno de EU debe tener en cuenta que estas mismas reglas pueden aplicar para su país.

“En esta región binacional estaremos enfrentando los mismos problemas, quiere decir que al negociar al tratado, si hay afectación a la producción, fabricación o industria que está establecida en nuestro país, la región de San Diego nos defenderá, porque si nos pega a nosotros les pegará a ellos”, apuntó.

Dijo que los norteamericanos, no querrán dejar el antecedente de que por cuidar sus empleos, de manera unilateral, violando acuerdos, se establezcan aranceles libremente, porque también les pueden aplicar a ellos o cualquier otro país.

Escobedo Carignan, reconoció que imponer un impuesto fronterizo, aumentaría en el costo de los productos a los que se les impusieran.

Dijo que otro aspecto que sube Estados Unidos a la mesa de negociaciones, es que pretende mantener el panel de arbitraje del TLCAN y los mecanismos de resolución, así como la modificación de las reglas de origen. Esto último, con el propósito de promover que se consuman más productos con contenido norteamericano.

“Hoy si se va a exportar a EU, y quiero que se reconozca un producto como mexicano y establezcan aranceles del TLCAN -que es cero- se tiene que demostrar que más del 50 por ciento de los insumos, son mexicanos, incluido la mano de obra. Para diferentes países hay diferentes reglas de origen, en su mayoría se rigen por ésta, de que el contenido nacional sea más del 50 por ciento del país”, planteó.

Otro cambio es en lo relacionado a las compras gubernamentales del TCLAN, en donde, de acuerdo a las reglas vigentes, el gobierno debe de considerar ofertas de los tres países, a lo que el Plan de Donald Trump propone que en las compras se privilegien las adquisiciones nacionales.

“Quieren establecer condiciones para que los productos que se consuman a EU, pero eso aplicaría para México y Canadá. Este tipo de negociaciones van a estar en la mesa, no es un tema de ocurrencia; cuando fue la campaña fue importante para obtener el triunfo, pero a la hora de aterrizarlos ninguna de las cuatro propuestas estamos hablando un impuesto arancelario determinado”, agregó.

El líder de los comerciantes, destacó que una de las grandes ventajas en el tema de la renegociación, es que México tiene muy buenos negociadores, con amplia experiencia en acuerdos comerciales.

“México tiene grandes negociadores, Estados Unidos no tiene la experiencia que tiene México en la negociación de acuerdos comerciales; si bien tiene la manota para golpear la mesa, no tiene experiencia y esta es valiosísima”, afirmó.

Por otra parte, aseguró que el Senado de Estados Unidos no va aceptar cualquier negociación al presidente Trump, debido a que no va a querer ponerse en contra al pueblo estadounidense.

Si bien, previo a la entrada de Donald Trump y en los primeros días de su gestión se tenían pronósticos adversos acerca de la economía de México, afirmó que hoy en día no sucede así.

“El panorama no esta tan complicado y tan gris, lo que más preocupa es el sector maquilador, pero en la medida que seguimos siendo competitivos como región al amparo del tratado, seguimos generando los empleos e inversión, que hasta el día de hoy lo hemos hecho”, indicó.

No obstante, dijo, será importante estar en las mesas de negociación del TLCAN, porque el incremento de aranceles, afectarían a todo el país, y en particular la zona fronteriza.

Por otra parte, el representante del comercio organizado, reconoció que el tema de autos usados es un tema complicado, pues de acuerdo a estadísticas que se tienen, la importación de estas unidades disminuyó de manera importante, debido a políticas implementadas por la federación, que incluso tienen al sector al borde de la desaparición.

Precisó que del 2007 al 2008, México importó un millón 600 mil automotores usados y el año pasado sólo el 10 por ciento de éstos.

“Continuaremos empujando porque tengamos un decreto para importar autos a la frontera, hoy no lo tenemos, necesitamos exclusivamente uno para importar a la frontera y que nos permitan importar las unidades de terceros países, porque los asiáticos tienen mucha demanda en América”, acotó.

Otros de los temas que abundo frente a periodistas fueron: la liberación de los precios de los combustibles y la situación que más está impactando a los vendedores de mercancías populares y llanteros.

Al referirse a la liberación de los precios de la gasolina, dijo que la realidad se podrá ver a futuro, porque en este momento la única empresa que tiene ductos para conducir combustible y centros de almacenaje es Pemex.

Reconoció que las empresas interesadas en la venta de combustibles aún se mantienen a la expectativa, porque no saben qué va a pasar en un futuro no muy lejano, sobre todo en ductos y centros de almacenaje por son muchos millones en ese tipo de construcción.