Llaman a combatir “la mafia de la bata blanca”

En Baja California los enfermos renales sin esperanza de vida

0
656

TIJUANA, EP, 12/02/2019.- El licenciado Gonzalo Rodríguez Pinal, Presidente Nacional de Amigos Pro-Renal, «Dona Vida, Recibe Esperanzas», hizo severas acusaciones en contra de autoridades de los tres niveles de gobierno y de sus homólogos de otras asociaciones que de igual forma luchan por concientizar a sociedad y gobierno para que se puedan atender a los enfermos con problemas renales.

Al asistir como invitado de la Asociación Nacional de Periodistas, A.C. (ANPAC) Rodríguez Pinal, recordó que hace cuatro años él se convirtió en donador al someterse a una cirugía para donarle un riñón a su esposa; sin embargo, acusó al personal médico por el mal trabajo que realizaron, lo cual provocó que ese órgano se tuviera que desechar.

Consideró que tanto autoridades civiles, como el personal médico que participa en los procedimientos de trasplantes hay mucha negatividad pues no hay interés real para atender a los pacientes que necesitan un riñón, porque tampoco se cuenta con una clínica especializada para realizar las hemodiálisis para cientos de personas que tienen ese padecimiento.

Aseguró que además de no haber interés de las autoridades para atender a los enfermos renales, existe un alto grado de corrupción entre los encargados del sector salud como de particulares y se atrevió a señalar de corrupto al presidente de la Asociación de Trasplantados y Enfermos Renales (Tiromet) Alejandro Vizcarra Estrada, porque asegura que el diputado Raúl Castañeda Pomposo, le otorga dinero del Congreso.

Advirtió que por todas las irregularidades que hay entre autoridades civiles que dirigen los servicios de salud y el poco interés del personal médico para atender a los pacientes con problemas renales, ya analiza la posibilidad de presentar una denuncia para que se investigue a fondo sobre el por qué no hay esa intención de crear un hospital o una clínica especializada para que se pueda atender a ese sector de la sociedad.

Aseguró que ya se entrevistó con Alejandro Monrraz Sustaita, quien dirigió el Seguro Popular y con el director del Hospital General, Clemente Zúñiga, pero no dieron muestra de querer solucionar el problema y tampoco lo han apoyado para de igual forma poder atender a los enfermos renales para que puedan ser dializados.

Lanzó un reto para el Secretario de Salud en el estado, Guillermo Trejo Dozal, donde se encuentren representantes de los medios informativos, porque dijo tener muchas preguntas para el funcionario y quiere que la prensa escuche las respuestas que le pueda dar.

Consideró que lo grave del asunto se refleja en que más de la mitad de los enfermos de algún padecimiento renal mueren por falta de dinero para atenderse, el sector salud prefiere no brindar la atención para favorecer a hospitales privados.

De acuerdo a la propia asociación, en México realizan trasplantes sólo al 3.5 por ciento de los pacientes. En Baja California, el Instituto Mexicano del Seguro Social tiene una lista de espera de 500 personas para trasplante.

En resumen, urgió a combatir a “la mafia de la bata blanca”, por es esa la que tiene todo el poder para decidir si un enfermo renal se atienda o no, aunque consideró necesario que reconsideren su postura las autoridades para que decidan una forma en que se pueda a esos miles de pacientes en México y, principalmente, en Baja California.