Lucha interna por la presidencia del colegio Emilio Rabasa

La abogada Blanca Barrientos anunció que buscará por todos los medios que respeten su elección como presidenta del Colegio de Abogados Emilio Rabasa

0
916

TIJUANA, EP, 11/10/2017.- La abogada Blanca Barrientos insiste en que ella es la presidenta del Colegio de Abogados Emilio Rabasa y que Jorge Escárcega quien también se ostenta como presidente es “emanado de la usurpación y la simulaciónque se originó en el proceso de elección del nuevo dirigente cuando -explica- sólo su candidatura fue inscrita por el Consejo Electoral que encabezó Francisco Gerardo Saucedo, mismo que desconoció el registro del abogado Jorge Escárcega.

Blanca Barrientos y Jorge Escárcega, abogados que integran el Colegio de abogados Emilio Rabasa, una institución que se habría mantenido con credibilidad, sostienen una lucha por hacer valer lo que para cada uno es su verdad y al fin abogados aquellos que no coinciden son sus enemigos.

Ambos han logrado una escición en el Colegio que agrupa abogados penalistas, civiles, especialistas en juicio de amparo y ahora cada uno con argumentos “legales” llama el uno al otro mentiroso, oportunista y hasta espurio.

En la entrevista, la abogada se refirió a la Convocatoria de la elección del 25 de agosto e hizo énfasis en los requisitos que precisa el documento que además menciona que ella fue el único registro en alusión directa al abogado Jorge Escárcega, quien en entrevista por separado asegura que le negaron registro para poder participar en tiempo, del tal suerte que el día de la elección se presentó para que se midieran en votos, pero la elección es dada por concluida, sin participación de contendientes por lo que de acuerdo con la abogada quien resulta ganadora es ella.

Para Escárcega, esa es una mentira y no tiene soporte jurídico luego de que el Consejo Electoral y en presencia de los  miembros del Colegio, se decide darle trámite a la elección con lo que se reciben votos a favor del primero y otros a favor de Blanca Barrientos para que en la contabilización final resultara ganador el abogago Jorge Escárcega.

Dos verdades jurídicas de los litigantes que se contraponen y hacen que hoy existan para la sociedad dos presidentes del citado colegio de abogados Emilio Rabasa, aunque para cada parte en conflicto sólo existe uno o en este caso una de acuerdo con la visión de cada uno.

En Tijuana, jamás había ocurrido acto similar, ni se había, incluso llegado a los golpes donde una y otro contendiente se declara agredido por los rijosos.

Pero el caso es que será un juez civil el que dé la razón jurídica a uno de los dos, puesto que mientras que una aduce haber cumplido con la Convocatoria y los requisitos, acusa a su rival de no hacerlo; el otro afirma que es electo por voto directo de los abogados en una contienda amañada y a la medida donde no le dejaban participar.

Abogados en la ciudad están divididos y esta situación bochornosa evidencia que hace falta una reforma en el Código de Ética del Colegio de Abogados puesto que ahora por dicho de algún o alguna inconforme, la comunidad está en la duda de quién es el legítimo heredero de la presidencia de los abogados de este “prestigiado” Colegio Emilio Rabasa.

Cabe mencionar, que para muchos abogados la elección ha concluido, hay un ganador y no hace falta recurrir a un juicio para revisar lo que para muchos ya se dio como expresión democrática.

Y como ingrediente adicional, se afirma que intereses políticos que buscan controlar el Colegio son el origen último de esta lucha encarnizada por la presidencia del Emilio Rabasa.