Mario Escobedo presidente del Consejo Ciudadano de Alcoholes

No le compete al Consejo Ciudadano Municipal de Alcoholes la expedición de permisos pero si tiene que hacer propuestas que beneficien a la sociedad tijuanense

0
668

TIJUANA, EP, 30/01/2018.- El actual presidente de la Cámara Nacional de Comercio en esta frontera, Mario Escobedo Carignan, fue nombrado también presidente del Consejo Ciudadano Municipal de Alcoholes, por el XXII Ayuntamiento.

Lo anterior en una reunión privada, que se celebró en el edificio de la Canaco, en la Zona Río, donde también nombraron, a Martín Muñoz, como Secretario Técnico del mismo Consejo Ciudadano Municipal de Alcoholes.

Al término de la reunión, el propio Mario Escobedo, explicó sobre la función que tendrá dicho organismo ciudadano, el cual dijo que estará vigilante para evitar que se otorguen permisos en lugares donde se pueda afectar a la sociedad, principalmente en las cercanías de centros educativos.

El líder de los comerciantes en esta frontera, dijo que el tema de alcoholes es muy amplio y complejo, porque se presta para provocar actos de corrupción, pero consideró que es un sector en donde se hacen importantes inversiones para el desarrollo económico de una ciudad.

El control de alcoholes, dijo involucra a diferentes sectores, como puede ser el gastronómico, los vinos, las cervezas artesanales y otras, pero que requiere de un control para que no se afecte el ambiente social de una ciudad.

Escobedo Carignan, dijo que el tema de la venta de alcoholes es tan importante porque se tiene que tener un control para la venta y consumo del mismo y es aquí donde el Consejo Ciudadano Municipal de Alcoholes, debe hacer propuestas para que en los lugares donde se vendan bebidas embriagantes los meseros sepan hasta cuándo se les puede vender para evitar accidentes.

Recordó que muchos estamos en contra de las horas extras en los bares y cantinas, incluso en las licoreras para que no se vendan fuera de los horarios permitidos, pero también destacó que no hay una campaña donde se busque prevenir el consumo en exceso de bebidas embriagantes para evitar que se registren accidentes.

También se refirió a los alcoholímetros, donde el Consejo Ciudadano Municipal tendrá que verificar si realmente funciona y si cumple con el objetivo de su creación y operación, porque de lo contrario también deberá hacer propuestas para evitar que los automovilistas manejen su auto en estado de ebriedad.

Se refirió a las críticas que hace una parte de la sociedad, porque cuestionan del porqué se colocan los operativos del alcoholímetro cerca de los bares y consideró que eso lo hacen porque es de esos lugares donde salen algunas personas que sin tomar las medidas precautorias conducen sus vehículos alcoholizados.

También reconoció que el Consejo no tiene la facultad para intervenir en la expedición de permisos, porque eso corresponde a las autoridades, mientras que a ellos como cabezas del nuevo organismo social sólo tiene competencia para realizar propuestas con el fin de que se evite afectar a la sociedad fronteriza.