Más policías y modificar el código penal ofrece titular de SEGOB

El titular de la SEGOB también trató el tema de los autos “chocolate” por lo que dijo que las Aduanas estarán más vigilantes para evitar el ingreso de ese tipo de vehículos que luego permanecen irregulares

0
564

TIJUANA, EP, 17/08/2018.- Mayor participación de la Policía Federal, principalmente en la captura de los líderes de grupos criminales, además de analizar el marco jurídico para evitar “la puerta giratoria” de la justicia fueron las promesas para Baja California del secretario de Gobernación Alfonso Navarrete Prida, quien aseguró que “hasta el último día de gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, va a haber esfuerzos y deberán de notarse a través de resultados”.

Luego de las reuniones privadas que sostuvo con funcionarios y empresarios, Navarrete Prida, explicó que Baja California, por su posición geográfica, tiene necesariamente que buscarle soluciones de coordinación también en esos otros estados, para que inhiban la llegada de estupefacientes a la frontera, pero ahora hacerlo desde una óptica distinta a la que se le venía dando.

En una apurada declaración ante los medios de comunicación, dijo que entre las acciones, se trabajará, junto con la sociedad civil, para abordar el tema del crecimiento de los mercados de consumo interno de droga, el cual se abordará desde un tema de salud pública, además de un despliegue mayor de la Gendarmería y una revisión “importante” de los cuerpos de seguridad, particularmente de algunas instituciones o delegaciones federales que requieren meterse en este tema de la seguridad.

También anunció que revisarán con aduanas el tema de la entrada de vehículos irregulares, ya que solamente el gobierno del Estado ha asegurado más de 60 mil de este tipo de unidades, de los cuales varios miles son relacionados en la comisión de ilícitos.

Sobre el catálogo de delitos que contempla el Código Nacional de Procedimientos Penales, aseguró que realizarán un análisis puesto que en una de sus partes “está resultando ser nociva para la justicia en general del país, porque es una puerta giratoria en la que el gobierno del Estado y la federación detienen a personas, y salen al poco tiempo o los pocos días por una serie de problemas técnicos”.