Olvidan diputados locales a familias de BC

El pago por la licencia sanitaria puede provocar la pérdida de 175 mil empleos Los diputados olvidan que en BC AMLO fue apoyado por el 62 por ciento de electores a quienes ahora afectarán

0
275

TIJUANA, BC, 29 DE MAYO DE 2020.- Con la aprobación del nuevo costo de licencia sanitaria, contemplado en el Decreto No. 68, a establecimientos dedicados a la prestación de ciertos servicios y giros, Baja California perdería cerca de 175 mil empleos.

Lo anterior derivado de la implementación del decreto por el costo de la licencia, lo cual daría el tiro de gracia a muchos negocios y podría representar la pérdida de 15 mil establecimientos, señaló el presidente del Consejo de Desarrollo de Tijuana (CDT) Aram Hodoyan Navarro.

El presidente del CDT, advirtió que esta nueva imposición, no sólo representa el desamparo total a las familias de Baja California, sino que; “Es increíble que pese a que el 62 por ciento de los baja californianos votaron por López Obrador y su proyecto de nación hoy, sean precisamente los diputados locales, quienes den la espalda a quienes más lo necesitan”, expresó.

“Estos empresarios (Mipymes) son quienes llevarán la mayor afectación, porque son precisamente ellos lo que están siendo los más afectados en su economía familiar. El Congreso del Estado les está dando la espalda, ya que en lugar de apoyarlos, busca aplicarles una nueva carga económica, que al no poder solventar terminará con el cierre de estas micro y medianas empresas que hay en el Estado, favoreciendo la subsistencia de las franquicias y cadenas nacionales”, estimó Hodoyan Navarro.

Ya no se trata de franquicias y cadenas nacionales, se trata de pequeños establecimientos, como “la cenaduría de Doña María en el Maclovio rojas, como la marisquería de la calle 9na, de ensenada, la peluquería de José, en el Ejido Primo Tapia, en Rosarito o la tiendita de la esquina”, y es lo que queremos evitar como CDT, toda vez que estamos en pro de la metrópoli, agregó.

De acuerdo con esta reforma, aprobada por los diputados locales, se exigirán licencias sanitarias a expendios de alimentos, bebidas alcohólicas y no alcohólicas, rastros, albercas y baños públicos; además de estéticas, peluquerías, salas de belleza, masaje, entre otros.

“Se estima, que en Baja California, tan sólo en el giro de estéticas, la pérdida podría ser de 5 mil establecimientos, mientras que el de restaurantes llegaría a 10 mil”, concluyó.