Orienta SAT para evitar prácticas indebidas en la emisión de facturas

Piden denunciar cualquier irregularidad a través de los distintos canales de comunicación que la dependencia pone a disposición de la ciudadanía

0
608

TIJUANA, EP, 19/02/2018.- La administradora local del Servicio de Administración Tributaria (SAT)  Lizbeth López Guillén, señaló que con la utilización de la nueva factura 3.3 se han detectado algunas prácticas indebidas en la emisión de facturas.

Previo a mencionarlas, comentó que en los últimos años en el SAT se utiliza de forma inteligente la información y la tecnología para facilitar a los contribuyentes el cumplimiento de sus obligaciones.

Esto ha sido posible, agregó, gracias a que las reformas estructurales, en particular la Reforma Hacendaria de 2014, sentaron las bases para acelerar la incorporación de las nuevas tecnologías en muchos de los procesos.

Refirió que este proceso en el que el SAT se transforma para mejorar sus servicios y fortalecer el control de obligaciones, ha tenido como eje la factura que este 2018 evoluciona a la versión 3.3 para mejorar y conseguir un modelo eficiente tanto para el contribuyente como para el SAT.

López Guillén, destacó que actualmente se emiten  207 facturas por segundo y desde su implementación los contribuyentes han emitido casi 30 mil millones en el país.

“Con esta nueva versión se va a ayudar al contribuyente que quiere cumplir, y se podrá detectar de manera más oportuna a quien quiere obtener beneficios indebidos y actuar en consecuencia.

En esta actualización de factura se han detectado malas prácticas en su emisión que damos a conocer para que tanto emisores como receptores las conozcan y puedan de manera efectiva ejercer sus derechos de forma fácil, rápida y sin comprometer datos personales”, mencionó.

Fue el Jefe de Departamento de Orientación, Trámites y Servicios del SAT, Miguel Ángel Guillén de León quien habló sobre algunas de las malas prácticas que se ha detectado de manera más común y que se pide sean denunciadas para lograr cumplir con los objetivos de la facturación que es la simplificación.

Entre estas prácticas, dijo que está el exigir cualquier dato distinto al RFC para emitir facturas, ya que el contribuyente sólo debe proporcionar éste verbalmente y cualquier dato adicional no es requisito para la emisión.

Obligar a proporcionar un correo electrónico es opcional y cualquier contribuyente puede revisar en tiempo real que le haya llegado su factura a través de la página del SAT con su RFC y contraseña, es otra de las malas prácticas.

“Otra mala práctica es incrementar el precio del bien o servicio cuando se solicita la factura, puesto que el precio debe de incluir el IVA no importando si se solicita factura o no.

El que se obligue al receptor a generar la factura en un portal, es otra de las malas prácticas ya que la factura se debe entregar en el establecimiento en donde se lleva a cabo la operación si así lo requiere el contribuyente.

Guillén de León, añadió que negar la factura argumentando que no se solicitó en el momento de la transacción, registrar una forma de pago distinta a la recibida o registrarla sin que esté pagada, solicitar obligatoriamente que se indique el uso que se le dará a la factura y negar la emisión de la factura cuando se pague en efectivo son otras malas prácticas.

Otras de esas prácticas son no emitir la factura cuando se reciben pagos por anticipos, no emitir factura, no expedir, entregar o poner a disposición de los clientes las facturas o expedirlas sin que se cumplan los requisitos se consideran infracciones que pueden llevar a la clausura de establecimientos y no expedir la factura en su nueva versión 3.3.

Informó que cualquier práctica indebida se puede denunciar en el correo electrónico: denuncias@sat.gob.mx, al teléfono 01 55 8852 2222 o en la página de internet www.sat.gob.mx