Pagar por hora en México provocaría otra espiral inflacionaria

Inviable que México acepte la presión que hacen Estados Unidos y Canadá en la renegociación del TLCAN

0
590

TIJUANA, EP, 31/08/2017.- El presidente de la Cámara Nacional de Comercio local, Mario Escobedo Carignan, consideró inviable que México acepte elevar los salarios de los mexicanos, como se lo exigen Estados Unidos y Canadá, en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TELCAN).

El dirigente de los comerciantes en esta frontera, fue el invitado especial del Grupo Madrugadores Tijuana, para que expusiera el impacto que pudiera tener la economía de nuestra zona con la renegociación del TLCAN y fue claro al señalar que Estados Unidos es el país que busca más su beneficio.

Al término de la sesión ordinaria del Grupo Madrugadores, Mario Escobedo dijo que la exigencia de Estados Unidos y Canadá, para que se nivelen los salarios de los mexicanos porque consideran que hay una competencia desleal, no podrá ser aceptada por los negociadores que nos representan en la negociación.

El dirigente del comercio local, consideró que de aceptar elevar los salarios como lo exigen y que proponen sea entre 6 y 8 dólares la hora, provocaría una espiral inflacionaria que provocaría que la economía familiar colapsara.

Consideró que difícilmente, México aceptará elevar los salarios porque se pierde competitividad y consideró que lo que buscan Estados Unidos y Canadá, es que los productos que nuestro país exporta sean más caros, para que los que ellos fabrican los puedan vender con mayor facilidad.

Dijo que México espera lograr mejores incentivos en las exportaciones para fortalecer la economía de las empresas y posteriormente ya buscaría paulatinamente elevar los salarios de los mexicanos, claro tomando en cuenta la productividad, porque en la medida que nuestra planta laboral sea más productiva habría más posibilidades de mejorar los salarios de los trabajadores.

Dijo que los mexicanos tenemos que buscar que se eleven los salarios de los mexicanos y que trabajen menos, pero tendría que ir ligado al desarrollo económico del propio país.

Al referirse a una espiral inflacionaria desproporcionada, recordó que en la actualidad tenemos una inflación que no teníamos hace 20 años y por ello desechó la posibilidad de que México pudiera aceptar que de un día para otro se elevaran los salarios y que se pagara por hora laboral.