Rechaza la CESPT que se quiera privatizar el agua

Con aumento a tarifas se harán más obras, con transparencia Este año se invertirán 250 millones de pesos en infraestructura y servicios Para llenar el vaso de La Presa se ocupa llover durante dos meses

0
620

TIJUANA.- Luego de exponer sobre el reto hídrico para Baja California, en este año y los venideros, el director de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana, el arquitecto Miguel Lemus Zendejas habló sobre la derogada Ley del Agua y rechazó tajantemente que se quiera privatizar el acceso al vital líquido.

Ante integrantes de la Asociación Nacional de Periodistas A.C. (ANPAC) de Baja California, y diversos medios de comunicación, el funcionario de la paraestatal acusó que algunos, por intereses particulares y políticos, difundieron una interpretación errónea de la Ley, pero que los artículos 60 al 62 de la misma confirman que el agua es patrimonio del pueblo y un derecho humano elemental.

Enfatizó que la inversión privada ha existido en toda obra, programa o servicios de gobierno, y en este caso, desde los mismos orígenes de los organismos operadores del agua, y conforme a la Ley de Asociaciones Público-Privadas, lo único que se pretende es darle una herramienta legal a las paraestatales para clarificar los términos y condiciones de dicha participación del sector privado.

Después de indicar que se han programado inversiones en infraestructura y servicios para este año, por el orden de los 250 millones de pesos, Miguel Lemus dijo que con el aumento de tarifas no solamente se podrá cumplir con esas metas, sino incluso hacer más obras, por otros 280 millones de pesos.

“El compromiso es que por esos 3 pesos con 20 centavos adicionales a la tarifa por metro cúbico de consumo, los usuarios vean más reparaciones y mantenimiento de las redes de agua y alcantarillado, e introducción del servicio a todas las demás colonias que aún no los tienen, y lograremos además concretar unas obras de infraestructura para contrarrestar los efectos de la sequía”.

“Mantendremos informada puntualmente a la población de todas esas erogaciones, para que comprueben que su pago puntual está siendo bien invertido”, explicó el director de la CESPT.

Entre otras obras, mencionó el construir una red de distribución de las aguas negras tratadas en las plantas existentes, empezando por la del Florido, hacia Valle de Las Palmas, para que se aproveche en cultivos y para alimentación de los mantos freáticos, de tal manera que esos 250 litros de agua por segundo que se tratan diariamente puedan ser luego reutilizados, potabilizándose y garantizando el abasto de agua potable a Tijuana y Rosarito.

Lemus Zendejas precisó que son 1,800 millones de litros de agua al año que se trae desde Mexicali, del acueducto de San Luis Río Colorado, pero de esa cantidad del vital líquido, se queda en la ciudad capital y su Valle el 83 por ciento, y solamente el 17 por ciento se distribuye a Tecate, Tijuana, Rosarito y Ensenada, por lo que obviamente se ha estado buscando durante años otras fuentes alternas de abasto de agua.

Por eso justificó la construcción de las plantas desalinizadoras, incluida la de Playas de Rosarito, y otros proyectos como el antes mencionado, de reutilizar las aguas negras tratadas, en vez de que se vaya todo eso al mar.

Advirtió que el reto hídrico para Baja California es abatir los efectos de la sequía, pues además de que la fuente principal hasta ahora es el acueducto San Luis Río Colorado-Tijuana, de los 13 pozos acuíferos que hay entre Tijuana y Rosarito (en razón de 10 + 3), solamente están operando uno, los otros están secos, y el agua de los 3 pozos de Rosarito está salinizada.

Por otra parte, las pasadas lluvias que azotaron la región durante seis días, solamente hizo que el vaso de La Presa alcanzara un almacenamiento de 8 millones de metros cúbicos, y la capacidad de contención de la misma es de 135 millones de metros cúbicos, por lo que, con franqueza, para que la represa se llene se ocupa que llueva durante dos meses.

Finalmente el director de la CESPT, Miguel Lemus Zendejas, exhortó a los 620 mil usuarios del servicio, especialmente al 20 por ciento de ellos, que caen en morosidad, a que paguen puntualmente sus recibos de consumo, y no solamente recibirán un 15 por ciento de descuento en su pago al cuarto mes, sino que además ayudarán a que el organismo operador del agua mantenga su eficacia y realice más obras.