Reconoce Badiola que “el PRI está muy desgastado”

El candidato de la alianza Todos por México, buscará que se eliminen los exámenes de admisión en todos los niveles y escuelas

0
689

TIJUANA, EP, 02/04/2018.- El candidato a diputado federal por el V Distrito, de la alianza Todos por México, Miguel Ángel Badiola Montaño, dijo que al lograr el triunfo el 1 de julio, uno de sus compromisos principales es eliminar los exámenes de admisión para cualquier nivel escolar.

Otro de sus objetivos, dijo que será proponer y apoyar una reforma al Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP) para corregir lo que hasta la fecha no funciona porque al catálogo de delitos le hace falta que se endurezcan las sanciones como lo es a toda persona que sorprenden las autoridades con armas de fuego.

En los primeros tres días de campaña, dijo que se ha dado cuenta que hay un Partido Revolucionario Institucional (PRI) dormido, una ciudadanía decepcionada, desilusionada y por tantas mentiras que le han dicho.

“Yo no quiero decir mentiras, ni hacer promesas falsas”, lo que tiene programado en caso de ganar el proceso electoral, dijo que será todo con miras a beneficiar a la sociedad, principalmente a los que me hayan favorecido con el voto.

Sobre las falsas promesas que con mucha frecuencia le hacen los políticos al pueblo y que, en cada proceso los candidatos buscan el apoyo, dijo que es parte de la descomposición social que hay en el mundo, porque se han perdido los valores y la sensibilidad.

Consideró que desde hace una o dos décadas, los padres de familia se han olvidado de infundir valores a sus hijos y eso es lo que ha provocado que ahora las nuevas generaciones mientan con tanta facilidad.

También consideró que hace falta educación en nuestra sociedad y por ello es que buscará que se eliminen los exámenes de admisión para que los jóvenes puedan concluir sus estudios profesionales.

Al recordarle que actualmente se enfrenta a una sociedad harta de tantas promesas falsas de la clase política, del desprestigio del PRI, por lo que Badiola Montaño, reconoció que su partido “está muy desgastado”.

Sin embargo, confía en que lo que ha hecho como dirigente del sector gastronómico y como director de relaciones públicas en la empresa Caliente, sean logros que sirvan como cartas de presentación para que el electorado lo favorezca el próximo 1 de julio, cuando se realicen los comicios en donde se habrá de elegir al que será el nuevo presidente de México.