Recuerdan a migrantes muertos en busca del sueño americano

Colocan una escalera blanca recargada en el Muro de Trump Para visitar a los migrantes caídos usar el camino a la eternidad

0
533

TIJUANA, EP, 02/11/2018.- Una tercia de féretros que aparecen encimados en la línea divisoria… soportan una escalera blanca construida por cruces, con el que marcan el camino de las almas de los migrantes que en este día de muertos se hicieron presentes en la frontera de nuestra ciudad con San Diego.

El reloj marcaba las 10:30 de la mañana y la Patrulla Fronteriza entendió que, como cada año, cada día de muertos organizaciones en para de la defensa del migrante realizan una protesta por los más de siete mil muertos en su intento por alcanzar territorio estadounidense. Desde sus vehículos vigilan, con gafas negras y binoculares, saben que la celebración, encabezada por el Padre Pat Murphy no representa un peligro.

Pero se equivocan:

Para la política de Donald Trump las palabras del sacerdote son una saeta cargada de veneno:

«Cada día yo pensaba que no podía (decir) algo más estúpido… y al día siguiente me gana otra vez».

Una frase muy corta, hasta divertida para descalificar la política migratoria con la que el presidente de los Estados Unidos pretende hacerse nuevamente de votos en un territorio enfermo, contaminado de odio racial y el egoísmo expresado muy bien en esta frase vieja pero vigente:

«América para los americanos»

Esta mañana de día de muertos, el artista Mario Carmona (tijuanense y egresado de la UABC) se voló la barda con una idea original, pero altamente simbólica de aquellos que se quedaron suspendidos, algunos que aún no saben que murieron intentando cruzar la barda de metal.

Esmeralda Siu, coordinadora ejecutiva de la Coalición Pro Defensa del Migrante, nos comentó que la idea de la escalera es visibilizar la muerte de los migrantes en toda la frontera Norte, asociado al cruce de la frontera sin contar los cientos de cadáveres que están en la fosa común en los Estados Unidos y esta obra tampoco incluye restos óseos que grupos de rescate han encontrado en el camino de la línea divisoria a las carreteras de California, Arizona, Nuevo México y Texas.

«La idea fue hacer un día de muertos diferente, fue idea del artista local Mario Carmona y ese es material reutilizado», informó.

Para el primer ombudsman en Baja California, José Luis Pérez Canchola, es una desgracia no terminada, la simbología en la línea internacional es tan profunda como el racismo, el odio y la xenofobia que se encuentra en el peor de sus niveles en los últimos años.

El día de muertos en la frontera así transcurrió de manera pacífica, pero con verdades que gritan respecto a la migración y la muerte de hombres, mujeres y niños que cada 2 de noviembre, nos vuelven a visitar para decirnos que aquí se encuentran aún, suspendidos entre la injusticia que no deja descansar y la muerte que es silencio.