Regresa la “época negra” advierte Leyzaola Pérez

Acusó a Hank de traer un grupo de delincuentes Se dedicaron a todo menos a dar seguridad para los tijuanenses

0
1341

TIJUANA, EP. 11/07/2017.- Al señalar que el alto índice de violencia que actualmente vivimos en la ciudad es producto de la falta de atención de los gobiernos de Carlos Bustamante y Jorge Astiazarán, el ex secretario de seguridad pública, Julián Leyzaola Pérez, advirtió que se agravará más, porque el gobierno municipal actual no tiene la voluntad para destinar recursos suficientes para frenar a la delincuencia.

Al asistir como invitado del Colegio de Abogados de Tijuana, Leyzaola Pérez, hizo una remembranza de lo que él le llamó “la época negra” que le dejó la administración municipal que encabezó el ingeniero Jorge Hank Rhon a ex alcalde, Jorge Ramos Hernández.

Con mucha claridad les dijo que, “desgraciadamente” Jorge Hank trajo de la ciudad de México a un grupo de personas encabezadas por el licenciado Ernesto Santillana Santillana y como director de la policía a Genaro Carrillo Elvira, que formaron su propio grupo delictivo.

Reveló que ese grupo de “policías” estaba dedicado a ‘levantar” comerciantes, empresarios y profesionistas a los que lograron quitarles diversas cantidades de dólares, pero a la vez permitieron que crecieran los dos grupos delictivos que ya operaban en esta zona del país, los cuales, dijo, eran el Cártel Arellano Félix y el de Sinaloa.

“Estas personas se dedicaron a juntar dinero y se olvidaron de los otros grupos que, con toda facilidad, operaban en toda la ciudad, pero que ya habían delimitado sus territorios”.

Al referirse a esos grupos, dijo que los miembros del grupo de los hermanos Arellano Félix, operaban en parte de San Antonio de los Buenos, Playas de Tijuana y la Zona Centro con gran amplitud, mientras que La Mesa, estaba dividida por ambos delincuentes, pero la Zona Este de la ciudad la dominaban los de Sinaloa.

Sin embargo, recordó que cuando llegó Jorge Ramos como alcalde, el crimen organizado ya era un grave problema en la ciudad, pero manifestó su satisfacción porque al tomar el cargo de Secretario de Seguridad Pública, él se dedicó a preparar a los policías para que los delincuentes quisieran estar por encima de ellos.

Sobre ese problema, dijo que muchos de los policías en ese tiempo ya trabajaban casi en alianza con los delincuentes, pero al ver que los obligaba a actuar en su contra, fueron, aproximadamente, mil 300 policías que renunciaron.

Incluso, recordó que para lograr acabar con la impunidad con que operaban los grupos delictivos, se perdieron muchas vidas de tijuanenses, entre ellos 43 policías que fueron asesinados por integrantes de ambos grupos y por ello advirtió que “a cómo van las cosas, la violencia crecerá en los próximos meses”.

Cabe destacar que al término de su exposición, integrantes del Colegio de Abogados de Tijuana tuvieron la oportunidad de hacer preguntas al militar en retiro, en donde algunos reconocieron ser de filiación priísta, pero que al escuchar su intención de volver a contender para lograr llegar a la presidencia municipal de Tijuana, le manifestaron su apoyo al precisar: “cuente con mi voto, aunque sea de otro partido”.