Regularización de “autos chocolate” con bajo costo: Alonso López

Estiman resolver la situación de 5.5 millones de vehículos irregulares Afirma el coordinador de campaña presidencial que contemplan medidas para acabar con la problemática y que no sea un cuento de nunca acabar

0
673

TIJUANA, EP, 19/06/2018.- Luego de explicar las propuestas del candidato presidencial, José Antonio Meade Kuribreña, para la regularización de los “carros chocolate”, el coordinador de ese programa en Baja California, José Alonso López Sepúlveda, destacó que con las medidas a aplicarse dejarán de pagar cuotas los propietarios de esos vehículos a las asociaciones civiles.

Toda vez que “el único que puede regularizar es el gobierno”, advirtió que en el proyecto de Meade no entran intermediarios, no hay acuerdos con Anapromex, ni ninguna otra agrupación, pues todos los trámites serán directos con los particulares, y enfocados especialmente a las personas de escasos recursos.

De acuerdo a algunos estudios, en el país hay 5.5 millones de vehículos de procedencia extranjera que circulan de manera irregular, lo que representa el 28 por ciento del padrón vehicular nacional, y es lo que se proponen resolver, de una manera u otra con el proyecto de José Antonio Meade, y no solo eso, también asegurar medidas para “que esto no sea un cuento de nunca acabar”.

Se trata, indicó, de dos grandes estrategias: la primera, decretar una Ley transitoria de regularización de los llamados “autos chocolate”, y segundo: “blindar” tecnológicamente las aduanas, no para cerrarlas, sino para regular, en este caso, la internación de vehículos de procedencia extranjera, por ejemplo, limitando la importación a los particulares (de a uno o dos por año, y por persona).

Asimismo, se establecerá por ley que los aranceles de importación se definan sobre la base de los precios de factura, modelo, tipo y tamaño; pero es un hecho de que el tabulador será a precios accesibles para personas de escasos recursos, incluyendo un esquema de facilidades.

José Alonso López, explicó que los requisitos fundamentales para “regularizar”, serán: que las unidades no cuenten con reporte de robo y que cumplan con la verificación ambiental vehicular.

En caso de que haya vehículos que definitivamente no pasan el requisito de ecología, apoyarles con un programa de “chatarrización”, otorgándoles un estímulo económico a quienes tengan que deshacerse de su unidad vehicular.

Mientras tanto, agregó, también se contemplan convenios temporales, con los gobiernos estatales y municipales, para detener la “cacería” de los llamados “carros chocolate”, y convenios con aseguradoras para que, mientras que entran al programa de regularización, cuenten con seguro contra daños a terceros.

En Baja California, observó, no hay un estudio serio que permita definir el tamaño de la problemática, ya que el censo oficial del Estado solo logró el empadronamiento de 25 mil, y según algunas asociaciones, circulan entre 200 mil a 800 mil “carros chocolate”; “probablemente circulan 500 mil en esas condiciones”.

Por su parte, el PRI, en Baja California, emprende un “empadronamiento” previo, entregando certificados y engomados a interesados en regularizar sus vehículos “chocolate”, y se han recibido ya 80 mil solicitudes de esas, siendo completamente llenados 28 mil.

No se incurre en ilegalidad, ni en delito electoral (según determinó el INE), asegura Alonso López, porque se trata solamente de un certificado y engomado de intenciones y de información que recoge de los ciudadanos José Antonio Meade, a través de sus coordinadores y los candidatos al Senado y a diputados federales.

López Sepúlveda, dijo que si “Pepe” Meade no había hecho todo esto antes fue por las razones siguientes: será hasta el primero de enero de 2019 cuando el Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) se abra, valga la redundancia, a la libre importación de vehículos de procedencia extranjera, sin limitación de modelos y marcas, siempre y cuando sean ensamblados en cualquiera de los tres países firmantes del tratado (Canadá, Estados Unidos y México).

Y en cuanto al “blindaje” tecnológico de aduanas, porque es hasta ahora que se cuenta con tecnologías avanzadas para regular todo lo que entre y salga por las garitas del país.

“O sea, antes había un impedimento legal para un programa de “regularización”, pero a partir de enero de 2019, gracias a esa cláusula del TLC, podrá realizarse, e incluso, podría el Presidente en turno postergar el decreto, pero Meade está decidido a no restringir y a no postergar; y así como se propone acabar con la problemática, evitará que el país se vuelva a llenar de vehículos irregulares”, subrayó el coordinador de campaña presidencial.