Rescata Pro-Salud a “ninis” de las calles y del crimen organizado

Ninguna autoridad se ha mostrado interesada en apoyar esta loable labor o en adoptar esos programas Aparte se han llevado servicios a escuelas atendiéndose este año a 19 mil estudiantes

0
983

TIJUANA, EP, 22/08/2017.- La maestra Brisa Armenta Cruz, Coordinadora de los Programas Juveniles de Fronteras Unidas Pro-Salud A.C., informó que actualmente tienen en marcha los programas “Gente Joven” con el cual buscan evitar los embarazos a temprana edad y el otro que denominaron “Orale”, con el que buscan rescatar de las calles y del crimen organizado a los “ninis”.

Al asistir como invitada por la Asociación Nacional de Periodista, Brisa Armenta, explicó que Pro-Salud, A.C., nace en Tijuana desde hace 25 años con el propósito de prestar servicios de salud, pero al conocer el problema de los embarazos a temprana edad, la directora Marcela Merino, decidió buscar implementar un programa de prevención que enfocaron principalmente para promover en las escuelas, desde 5º y 6º año de primaria, secundaria y preparatorias para concientizar a las chicas para evitar la maternidad a temprana edad.

La funcionaria de Pro-Salud, explicó que el programa “Órale” fue propuesto a esa institución por la Fundación Internacional de la Juventud, que funciona en Baltimore y que en México fue adoptado primero en Ciudad Juárez, Chihuahua y posteriormente también fue adoptado en esta frontera.

Brisa Armenta, explicó que “Órale” fue puesto en marcha en nuestra ciudad desde 2014, donde se han graduado 700 jóvenes de un total de 735 que han participado en dicho programa y que tiene como objetivo principal incorporar a la vida activa a los jóvenes que tienen inseguridad, que son tímidos y que tal vez por su entorno social y económico no se integran en la vida productiva o educativa.

También dio a conocer que con el programa citado, reclutaron a 735 jóvenes, y de ellos, el 85 por ciento ya trabajan o estudian, el 10 por ciento cambiaron su lugar de residencia y regresaron, algunos de ellos, a sus lugares de origen, mientras que sólo el 5 por ciento de ellos, lamentablemente reincidieron en problemas de drogas.

Destaca también el hecho de que de un universo de 280 muchachas atendidas mediante el programa “Órale”, muchas de las cuales ingresaron con dos o tres niños procreados entre los 12 y los 16 años de edad, de las 280 jovencitas solamente 2 salieron embarazadas, y con planeación, incluso ya oficialmente casadas.

Por otra parte, Brisa Armenta, dijo que mediante el programa “Gente joven” han acudido a un promedio de 50 escuelas por año, de manera aleatoria, por recomendaciones o detectadas con problemas de deserción por embarazos de adolescentes, y han atendido a 19 mil estudiantes este año.

A los jóvenes se les brindan pláticas sobre sexualidad responsable y planificación familiar, entre otras temáticas, con el equivalente a 30 horas clases, desde niños de Quinto y Sexto de Primaria, secundaria, preparatoria, hasta universidad, siendo apoyados por dos coordinadores del programa “Gente joven” y 100 universitarios que hacen sus servicios sociales.

En cuanto al programa “órale”, se orienta y capacita a los jóvenes “ninis” en dos meses de formación de habilidades para la vida y el empleo, y cuatro meses como consejeros o “coachs” (entrenadores), y ya se llevan once generaciones de graduados.

Informaron que el 21 de septiembre, en el Centro Cultural Tijuana (CECUT), a las 15:00 horas (3:00 de la tarde), se celebrará la graduación de la décimo segunda generación de jóvenes del programa “Órale”. El 55 por ciento son mujeres y el 45 por ciento son varones.

La mayoría de los 735 jóvenes atendidos mediante el programa referido provienen de familias disfuncionales, con problemas de violencia familiar o de drogas, que viven con tíos o abuelos, o solos con sus hermanos, por abandono o muerte de los padres, tienen baja autoestima, padecen pobreza extrema y son los típicos muchachos que no alcanzan cupo en las escuelas.

“Con franqueza, el universo de jóvenes en Tijuana y todo Baja California supera con mucho el cupo de las escuelas públicas, especialmente de preparatorias, que son muy pocas en la ciudad”, comentó la maestra Brisa Armenta.

Todos ellos entran en situaciones de depresión y apatía, y de entre esos “ninis”, las mujeres se embarazan con la idea de “realizarse”, pero en realidad le suman otro factor adicional a su vulnerabilidad, ya que tienen que añadir a su sustento el de uno, dos o tres hijos que engendran a temprana edad.

Los muchachos se ven atraídos por “reclutadores” de la delincuencia organizada, y no existen programas gubernamentales que los rescaten de esas “garras”. Y a esta asociación, Fronteras Unidas Pro-Salud A.C., acaso le han dado un apoyo para eventos, como el IMDET en una reciente carrera pedestre el pasado 12 de agosto, en La Mesa, mediante la cual captaron donaciones para el programa “Órale”.

Brisa Armenta, quien se hizo acompañar de otra de sus compañeras de programas, Deniss Carrizosa, informó que la próxima semana irán a dar sus servicios en el Valle de Guadalupe, para brindar servicios médicos, orientación sobre sexualidad responsable y planificación familiar, exámenes de papanicolau y otros, a jornaleros agrícolas de San Quintín y poblados aledaños.

También ya tienen un proyecto para ampliar los servicios médicos a los habitantes de Playas de Rosarito y proyectan igualmente llegar hasta los campos agrícolas del Sur de Ensenada.

Al conocer lo positivo de estos programas, les preguntamos si eso lo conocen las autoridades y dieron a conocer que ya fue presentado al Ayuntamiento y al Gobierno del Estado, porque han buscado financiamiento para poder atender a más “ninis” y menores que se encuentran expuestas a embarazos a temprana edad, pero aseguran que las autoridades no se han interesado en los trabajos que presta Pro-Salud.