Sociedad resistente a creer la existencia del COVID-19

Eso quedó de manifiesto cuando personal del sector salud hizo operativo para obsequiar cubre-bocas

0
172

TIJUANA, BC, 19 DE JUNIO DE 2020.- Con el propósito de concientizar a los tijuanenses para que protejan su salud, esta mañana, personal de la Secretaría de Salud, encabezados por la doctora Remedios Lozada, Jefa de los Servicios Médicos, hicieron entrega de cubre-bocas a quienes no contaban con este.

En el lugar, la doctora Remedios Lozada, reconoció que hay resistencia de muchos tijuanenses, porque al momento de ofrecerles un cubre-bocas, tajantes les dicen que eso (coronavirus) “no existe”, aunque lo reciben aunque no se lo coloquen para su protección.

Durante los minutos que estuvimos en el lugar para ver la aceptación de esos artículos por parte de la sociedad, fuimos testigos que muchos caminaban y con desdén volteaban a ver el trabajo que realizaba el personal del sector salud.

Por lo anterior, le preguntamos a la funcionaria estatal, cómo calificaba a la sociedad, del uno al diez, sobre la conciencia que hay para salvaguardar su salud y fue clara al decirnos que “creo que un 7”, lo que nos deja muy claro que hay resistencia de muchos tijuanenses para utilizar las mascarillas para evitar contagiarse del COVID-19.

Y precisó: “Pero nosotros tenemos que seguir buscando que la sociedad se proteja y no se contagie, porque hay mucha movilidad, pues como trabajadores del sector salud estamos obligados a buscar prevenir la enfermedad”.

Asimismo, consideró necesario que tomaran conciencia y cuando sintieran algún malestar, de inmediato, acudieran al centro de salud, pero cuando pudieran pensar que se trata de alguno de los síntomas del COVID-19, no dudaran en ir a la clínica de fiebre”.

Y señaló que en cada uno de los municipios existen clínicas de fiebre, pues en Tecate, el Centro de Salud; en Playas de Rosarito también el centro de Salud está para detectar si una persona realmente lleva síntomas, porque muchas veces se trata de un simple resfriado, sin embargo, si hay necesidad de canalizarlo le damos un pase para que acudan al hospital, donde hay un filtro y los médicos valoran si pueden regresar a su casa para permanecer aislado.

“El compromiso de nosotros, es evitar que la gente se enferme y por eso realizamos este tipo de operativos en varias zonas de la ciudad, aunque haya personas que todavía crean que la enfermedad no existe”, reiteró la doctora.

Es importante señalar, que con una ambulancia que llevaba un equipo de sonido, perifoneaba para invitar o llamar a las personas que no tuvieran cubre-bocas a que se acercaran para que les entregaran uno y también descubrimos que el mayor número de personas que acudían eran de la tercera edad.