Un nuevo atentado en contra del SITT por comando encapuchado

Suman más de 25 agresiones al SITT y afecciones de medio millón Los agresores amenazaron a los conductores que "si siguen trabajando en la ruta, les irá peor"

0
655

TIJUANA, EP, 03/02/2018.- Al filo de las 6 de la mañana, un comando de aproximadamente 15 personas que iban armadas con palos, cadenas y piedras, atacaron a tres camiones alimentadores del Sistema Integral de Transporte  (SITT) cuando estaban en espera del pasaje como de costumbre en Ojo de Agua y la carretera federal Tijuana-Tecate.

Sin mediar palabra, los atacantes empezaron a golpear las puertas y los vidrios de los camiones a los que lanzaron grandes piedras, logrando ocasionar daños considerables a tres de las unidades del SITT y a los operadores de los camiones les lanzaron sendas amenazas en caso de intentar algo en contra de ellos.

Los camiones que presentan daños cuantiosos, son: la A-01-052, la cual tiene 3 ventanas rotas; el camión, número A-01-033, presenta 10 vidrios rotos y la unidad A-01-046, tiene 11 vidrios con daños, pero también debemos precisar que los choferes de los camiones aseguran que los amenazaron al decirles: «si siguen trabajando en la ruta, les irá peor».

Es importante destacar que desde el inicio de operación de ese servicio de transporte, con el que se busca dignificar el servicio de movilidad, de acuerdo con el secretario General del SITT, S.A. de C.V., Arturo Aguirre, esas unidades han tenido entre 25 y 30 agresiones, y las autoridades no han podido hacer nada al respecto.

El dirigente transportista, recordó que el año pasado tuvieron una agresión similar, cuando Altisa bloqueó y vandalizó camiones de la ruta hacia Valle Redondo, acción que coincide que ocurrido en Ojo de Agua, en donde Altisa tiene alrededor de dos meses que brinda servicio presuntamente con un amparo.

También, el secretario general del SITT, señaló que por los daños causados de las múltiples agresiones, han gastado en la reparación de los vidrios rotos, aproximadamente más de medio millón de pesos.

Al lugar de los hechos arribaron varias patrullas, donde los oficiales tomaron datos de lo ocurrido y se comprometieron a actuar en consecuencia.

También es importante recordar que entre las agresiones a los camiones alimentadores del SITT, destaca una agresión a balazos en contra de un oficial que custodiaba una estación, que se ubica muy cerca del salón Mezanine, en el bulevar de Los Insurgentes.

Asimismo, cabe destacar que el año pasado se registraron varias agresiones Vía Rápida, por lo que se incrementó la vigilancia a lo largo de la Ruta 1, pero sólo duró un mes, luego se quedaron para cuidar las estaciones.

En la investigación de algunas autoridades, revelan que el ataque del comando armado con cadenas, palos y piedras, es obra de la empresa Altisa, por lo que ya iniciaron algunas investigaciones, pues algunos taxistas, de los que omitimos sus nombres, nos confiaron que “esa empresa quiere adueñarse de todas las rutas de la Zona Este de la ciudad”.