Ventajoso ataque de taxistas amarillos a choferes de UBER

Los policías encargados de la vigilancia en esa zona, dejan ver que están coludidos con los taxistas Autoridades que investigan denuncias de otras empresas del servicio público que han sido atacadas como Ticketón, podrían descubrir con esto a los presuntos responsables

0
692

TIJUANA, EP 22/02/17.- Una verdadera batalla campal se originó en las cercanías a la línea Internacional, donde los choferes de los taxis amarillos, como si fueran verdaderos pandilleros, golpearon a un chofer del servicio de transporte público denominado UBER, cuando subía a unas personas que le habían pedido el servicio.

La batalla campal fue presenciada por elementos de la policía municipal de la sección turística, quienes, al parecer, disfrutaban ver cómo choferes y golpeadores de los taxis amarillos abatían a los contrarios (choferes de UBER), de los cuales más de tres resultaron con lesiones en el rostro, aunque hubo momentos en que hicieron ver que habían detenido, principalmente a Juan Manuel Zavala.

Sin embargo, cuando se pensaba que el aparentemente detenido sería presentado a las autoridades correspondientes para que determinaran su situación legal, la jefe de la sección turística, Gabriela García, les dio instrucciones para que lo dejaran en libertad, incluso minutos después se hizo pasar como recién llegado al lugar en donde, dijo, que iba a ver qué era lo que había pasado cuando todos se dieron cuenta que él encabezó y coordinó el ataque a los conductores de UBER.

Con esta agresión, estilo pandilleril, las autoridades que investigan las denuncias presentadas por los ataques a otros servicios de transporte público, como Ticketón a los que han lanzado piedras ocultándose en las sombras de la noche, pueden seguir su trabajo para poder esclarecer por completo esas denuncias en las cuales refieren el peligro en el que han puesto a los turistas, principalmente estadounidenses que hacen uso de ese servicio.

Los servidores turísticos han denominado esos ataques de los taxis amarillos como una acción terrorista y valdría la pena conocer de las autoridades impartidoras de justicia si una vez que logren detener a estos agresores los van a procesar por ese u otro delito similar.

Por el momento, se sabe que en la agresión inicial al conductor de UBER, de nombre Irán Ovalle, uno de sus atacantes utilizaba un arma punzocortante con el que buscaba agredirlo; sin embargo, su agilidad y destreza evitó que fuera alcanzado por su atacante, aunque posteriormente fue alcanzado por otro que lo golpeó en la frente con un tubo.

Al ver que no pudieron cumplir con su cometido, los furiosos taxistas amarillo, para evitar que su víctima se les escapara, le poncharon las llantas al vehículo y fue en ese momento cuando solicitó apoyo de sus compañeros que llegaron en grupo pero no se pudieron comparar con sus agresores que veían venir de todas partes.

También es importante decir, que otro de los conductores de UBER también recibió un golpe con un palo, que le produjo una herida en una de sus cejas, motivo por el que dijeron habrían de presentarse en el Ministerio Público para presentar una denuncia contra quien o quienes resulten responsables y donde podrían incluir a los oficiales de la sección turística por omisión al no haber actuado en las detenciones y presentación de los que, ellos que estuvieron en el lugar, participaron en la reyerta.