Verifica diputado el desplome económico provocado por migrantes

Recorrió hoy la avenida Revolución Pudo verificar la ausencia de turistas

0
508

TIJUANA, EP, 08/12/2018.- Acompañados del presidente de la Asociación de comerciantes de la avenida Revolución y miembros de ese organismo, el Secretario de la Comisión de Asuntos Fronterizos de la Cámara de Diputados, Javier Castañeda Pomposo, pudo comprobar los efectos negativos que han ocasionado las acciones de los migrantes centroamericanos que han intentado ingresar a Estados Unidos por la fuerza.

Luego de presenciar la exposición de la Conferencia Análisis Situacional de las Organizaciones de la Sociedad Civil en México, que impartió el doctor Carlos Chávez Becker, profesor-investigador de la Universidad Autónoma de México (UAM) unidad Lerma, Castañeda Pomposo, hizo un recorrido por la principal zona turística para ver que hay una importante ausencia de visitantes, principalmente, extranjeros.

El dirigente de los comerciantes de la principal avenida que frecuentan los turistas, fue claro al decirle que desde la llegada de la caravana migrante las ventas descendieron; sin embargo, fue el día que intentaron cruzar ilegalmente por la garita de San Ysidro, que provocaron que el gobierno estadounidense cerrara por completo ese puerto, cuando las ventas se desplomaron.

En el recorrido pudo verificar que muchos de los negocios se hallaban sin clientes o sin comensales, pero le informaron que las ventas descendieron hasta en un 75 por ciento, pero que además, no sólo es ese sector el afectado, sino que además, el turismo médico y el hotelero también registran pérdidas importantes, porque hubo cancelación de servicios de hasta un 70 por ciento.

Le hicieron saber que ahora es necesario hacer una campaña, para informarles a los visitantes extranjeros, que el cruce a nuestra ciudad ya se ha normalizado y que con toda confianza pueden venir a la ciudad a disfrutar de todo lo que tiene Tijuana para ofrecer a sus visitantes.

 También fue testigo de que muchos negocios se mantenían cerrados en pleno fin de semana porque sus propietarios consideran que pierden más el mantener abiertos que cerrando.