Viola la constitución y derechos humanos Ley de Seguridad Interior

Los militares solamente pueden actuar para salvaguardar la Soberanía Nacional Con la Ley de Seguridad Interior, los militares no necesitan orden de un juez para catear tu casa u otro lugar de tu privacidad

0
1008

TIJUANA, EP, 2/12/2017.- El doctor en derecho, Álvaro González Contreras, advirtió hoy que con la aprobación de  la Ley de Seguridad Interior, los derechos humanos de la gente de bien están en peligro.

Invitado por el Grupo Político Tijuana, el especialista en derecho, se pronunció porque para darle facultad de participar en los operativos a militares y marinos, es muy peligroso y consideró que el Congreso pudo haber implementado algunos transitorios en los que se les facultara en participar en los programas de seguridad del gobierno.

Consideró que aprobar una ley, ya es abrirle el paso a los militares para que puedan actuar, incluso en movimientos sociales que actualmente están autorizados en nuestra carta magna, porque hay libertad de manifestación.

Con la Ley de Seguridad Interna, explicó, el gobierno puede actuar en contra de cualquier mexicano, incluso de los periodistas que escribieran algo que no le guste. Esa ley les permitirá intervenir tu teléfono, meterse en tus redes sociales y en general en todo para evitar que sigas escribiendo cosas que al gobierno no le gusten.

Esa nueva ley también permitirá a los militares que entren a tu casa sin ninguna orden de un juez, porque también eso les faculta y nadie podrá decirles nada.

La Ley de Seguridad Interior, el gobierno la aprueba simple y llanamente para evitar un estallido social, porque el fondo de la misma es frenar a todo aquel mexicano que atente contra la seguridad del país.

La ya multicitada ley, es claramente violatoria de la propia Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, porque en su artículo 21, dice que los militares sólo podrán actuar en casos de excepción, cuando se vea amenazada la soberanía nacional, en ningún momento más les permite su participación y menos en contra de la sociedad civil.